Cumplir la mayoría de edad es una de las ilusiones de todo adolescente. No por cumplir 18 años, en nuestro caso, sino por lo que ello supone.

El carnet de conducir es una de las cosas más esperadas al llegar esta edad. Para muchas personas, hacerse con ella supone un periodo largo y costoso, por lo que cuidarla y conservarla debería ser un requisito indispensable. Pero el caso que os presentamos hoy, es un claro ejemplo de todo lo contrario a lo mencionado anteriormente.

Un joven alemán ha perdido su licencia de conducir 49 minutos después de adquirirla. Esta llamativa historia ha tenido lugar en la ciudad de Hermer, al oeste del territorio germano. Los policías sorprendieron al conductor circulando a 95 km/h en una vía limitada a 50 km/h, por lo que casi duplicaba el límite de velocidad, según ha informado la BBC.

Carne de conducir

El adolescente sancionado regresaba del examen de conducir e iba acompañado de cuatro amigos. La policía alemana cree que éste trataba de impresionar a sus amigos tras haber conseguido la licencia de conducción. “Algunas cosas duran para siempre, otras ni una hora” ha señalado la guardia germana.

El conductor ha sido sancionado con la pérdida del carnet de conducir durante un periodo de cuatro semanas. A su vez, se expone a una multa de 200 euros y a una retirada de dos puntos de su licencia. Por último, esta temeraria acción supondrá al joven alemán la prolongación del periodo de prueba de dos a cuatro años. En nuestro país este periodo de prueba es el conocido como novel. Adquirir de nuevo el permiso de conducir le costará una “reeducación costosa” según ha informado la policía.

Esta historia nos invita a reflexionar sobre las consecuencias de las conductas al volante. La concienciación frente a éste debe ser total y absoluta, puesto que perder la licencia como le ha sucedido a este joven es lo “mejor” que nos puede pasar.

Fuente: BBC

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta