Aunque toma inspiración de otro prototipo de la marca presentado hace 45 años –de ahí el nombre–, el Hyundai 45 Concept nos da una idea de la dirección que tomará la compañía en un futuro, tanto estética como mecánicamente. Ha sido desvelado en el Salón del Automóvil de Frankfurt, y pretende motivar la llegada de nuevos modelos electrificados que se unan a los actuales Kona Electric y Ioniq eléctrico.

De acuerdo con la marca, el Hyundai 45 Concept “reinventa la experiencia en el automóvil en la era de la electrificación y las tecnologías autónomas”. Además de tomar como musa al Hyundai Pony Concept de 1974, el nombre también viene dado por los ángulos de 45 grados que conforman la silueta en el frente y en la zaga, así como los pliegues del resto de la carrocería, que por cierto, es de estilo monocasco y muy aerodinámica.

A parte de su interesante geometría y porte sobre el suelo, el Hyundai 45 atrae la vista especialmente en el frente, donde la iluminación LED de puntos se esconde en una larga franja bajo el capó. En ese capó también vemos el logotipo de la marca retroiluminado. Ese diseño también se adopta en la zaga, mientras que en el costado hay otros pilotos LED activos en la parte inferior de la puerta. Los espejos han sido reemplazados por cámaras.

El interior del Hyundai 45 Concept se ve francamente limpio, dominado por madera de color claro. Lo encontramos tanto en la parte inferior del salpicadero curvo como en la estructura de los asientos delanteros y traseros. El conductor se sienta frente a un cuadro de instrumentos digital muy grande, tanto que abarca dos tercios de la longitud del salpicadero y se encargará de integrar todas las funciones de infoentretenimiento.

El acceso al interior resulta cómodo y sencillo gracias a la ayuda de unas puertas de estilo suicida, con la ausencia de pilar B que crea una apertura amplia e ininterrumpida. Haciendo otro guiño a tiempos pasados, los asientos delanteros también giran en el momento de abrir la puerta. Aunque parezca algo del futuro, es una característica que llegó a algunos vehículos de producción de los años 60 y 70.

Según Hyundai, el tren motriz es totalmente eléctrico, lo que permite optimizar el espacio interior a medida que las baterías y motores se colocan bajo el trasero de los pasajeros. Desafortunadamente, la marca no ha facilitado ningún dato acerca de sus prestaciones, tamaño o autonomía. Los espacios de almacenamiento en el habitáculo son amplios y utiliza un material transparente para facilitar la vista del contenido.

La decisión de recurrir al trabajo de hace 45 años es que Hyundai considera que la versión de producción de este prototipo es la primera de una nueva era de vehículos eléctricos. “El 45 significa un nuevo comienzo, así que miramos el comienzo de nuestra empresa”, dijo el jefe de diseño de interiores Hak Soo Ha. Hyundai siente que ahora competirá “en igualdad de condiciones”, agregó, porque los principales fabricantes tienen muy poca herencia de vehículos eléctricos. “Hemos sido seguidores. Ahora queremos ser líderes.

Fuente: Hyundai

Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta