El Hyundai HDC-6 Neptune Concept anticipa un posible futuro de los camiones comerciales movidos por celdas de combustible de hidrógeno. A pesar de ser un prototipo, Hyundai dice que miró al pasado en busca inspiración para su diseño, específicamente en la década de los 30, donde destacaban las líneas aerodinámicas inspiradas por el movimiento Art Déco.

Esa afirmación es ciertamente evidente al ver las formas redondeadas del conjunto, y particularmente en la parrilla inferior y los paneles que la continúan a lo largo del costado de la cabeza y remolque. Pero si bien toma de musa una época pretérita donde la forma y la función casaban de la forma más bella posible, el esquema de pintura azul y gris, las cubiertas de las ruedas y las grandes cantidades de vidrio negro también nos traslada al distópico Detroit retratado en “RoboCop”.

Una de las inspiraciones de diseño clave para el HDC-6 Neptune Concept fueron los trenes ferroviarios que funcionaron desde 1936 hasta 1959, un excelente ejemplo del diseño industrial Art Déco. El pionero del diseño industrial del siglo XX, Henry Dreyfuss, aplicó un excelente ejemplo de esta corriente artística para el ferrocarril central de Nueva York en los años 30, simbolizando una maravilla tecnológica de la época, a la vez que se ve audaz e icónico al mismo tiempo.

La marca también mostró un remolque refrigerado que sería la combinación perfecta con el Hyundai HDC-6 Neptune Concept. Bautizado como HT Nitro ThermoTech, ha sido diseñado para transportar productos fríos, y utiliza un sistema de refrigeración de nitrógeno criogénico que, según la casa de Seúl, tiene una huella de carbono un 90% inferior a la de una unidad tradicional. El sistema de enfriamiento es “prácticamente silencioso”, lo que reduce la contaminación acústica tanto en el interior como en el exterior.

El remolque también presenta un nuevo diseño estructural mejorado donde las paredes laterales, el techo y la pared frontal están hechas del mismo panel de espuma de una sola pieza, concretamente de polímero reforzado con fibra (FRP). Esto hace que el remolque sea más ligero, fuerte y esté mejor aislado. La potencia máxima siempre está disponible, incluso cuando el motor del camión está apagado o inactivo.

“El tren motriz de la pila de combustible nos dio la oportunidad de redefinir la tipología clásica y la arquitectura del camión”, dijo Luc Donckerwolke, director de diseño de Hyundai Motor Group. “El equipo de diseño de vehículos comerciales de Hyundai comenzó con una hoja de papel en blanco que se centró en la nueva funcionalidad definida que restablece todos los estándares para proyectar vehículos comerciales en el futuro”.

Hyundai hizo sus primeros pinitos con el hidrógeno en 2013, cuando presentó su primer vehículo de celda de combustible (FCEV). Desde 2018, el fabricante surcoreano ha introducido el Nexo y ha invertido 5,8 millones de euros en esta tecnología. Ahora, la compañía no solo anuncia un prototipo interesante, sino que también anunció que “comenzaría a explorar oportunidades” en el mercado de vehículos comerciales de Estados Unidos.

Fuente: Hyundai
Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta