Mientras el Salón de Nueva York se llevaba las mayor parte de las miradas, en otro Salón celebrado en Seúl, la capital de Corea del Sur, se vieron prototipos realmente interesantes. Y uno de ellos fue este Hyundai HND-9, un concept de cupé deportivo que luce bien se mire por donde se mire.

Y es que en el Hyundai HND-9 vemos trazas de Aston Martin en la parrilla, una pizca de Lamborghini Miura y, sobre todo, muchas influencias en las líneas del Nissan 370Z. Pero sobre todo diseño dinámico, desde el capó hasta la cola. Pasa de un abrir y cerrar de ojos desde la rejilla frontal de forma hexagonal, de forma muy brusca, a los cuartos traseros. Y unas llantas de 22 pulgadas, que jamás montará el coche de producción, redondean el conjunto.

Pero dejémonos de poesía ¿Estamos ante el origen de un futuro Hyundai Genesis Coupe? Es obra de Namyang Hyundai Design Studios. Según Suk-Geun Oh, director del Centro de Diseño de Hyundai, el HND-9 “representa una evolución de la filosofía de diseño Hyundai”. Y damos fe de ello, ya que el portotipo supone un salto evolutivo para el fabricante de automóviles coreano, muy lejos de cualquier concepto anterior.

El HND-9 tiene una longitud total de 4.695 mm, una anchura de 1.890 mm, altura de 1.340 mm y una distancia entre ejes superlativa, de 2.860 mm. El prototipo resulta 63,5 mm más largo que el Génesis, 25,4 mm más ancho y 58,4 mm más bajo.

Aunque los motores de estos prototipos son bastante irrelevantes, Hyundai ha elegido un propulsor V6 GDi de 3.3 litros con turbo, acoplado a una caja automática de 8 velocidades. Rinde 370 CV de potencia, que se entregan a las ruedas traseras.

Y si esta declaración de intenciones exterior del HND-9 no fuese suficiente, ¿por qué no abrir las puertas de ala de gaviota para acabar de conquistarnos? El habitáculo está repleto de líneas de metal dinámicas en forma de espiral, que enmarcan el interior en todo momento. Y el volante, de los más extraños que hemos visto últimamente, se inspira en el diseño de los mandos de un avión.

Hay más detalles que se inspiran en la aeronáutica, como una especia de divisor de cabina muy estilizado que parece separar al conductor de los pasajeros. Y la interfaz, repleta de alta tecnología también simila una cabina de avión. La idea es proporcionar una mejor funcionalidad, ya que todo está dirigido hacia el conductor.

Además están esos asientos sorprendentes, materiales lujosos y deportivos y superficies que cambian de color en función del ángulo desde el que se están viendo. Has acertado, en esto también se inspiraron en la aeronáutica. Y sí. Hyundai es el responsable… Y nos encanta.

Fuente: Hyundai
Galería de fotos del Hyundai HND-9:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta