Hyundai Design Center Europe es el responsable de la mayoría de los nuevos modelos de la casa vendidos en el Viejo Continente. Tiene su sede en Rüsselsheim, Alemania, y se inauguró en 2003 para garantizar “los exigentes estándares del cliente europeo” y “adaptarse a las necesidades de ese mercado específico”. Lo que no sabíamos es lo que esos mismos diseñadores pueden hacer cuando la compañía les concede algo de tiempo libre, porque el Hyundai Soapbox es muy distinto a cualquier otro modelo de la firma surcoreana.

El término “Soapbox” –gravity car– hace referencia a un vehículo sin motor, impulsado por la gravedad, que tradicionalmente era conducido por niños en carreteras cuesta abajo. Originalmente estaban construidos con cajas de madera donde se guardaba el jabón, mientras que hoy en día tienen diseños más modernos y sofisticados. Son particularmente populares en Europa y América del Norte, donde se celebran muchas carreras de este tipo desde comienzos del siglo XX (vistos por primera vez en 1904 en Oberursel, Alemania).

El Hyundai Soapbox fue diseñado como un coche normal, es decir, con un equipo de ingenieros construyendo el chasis primero, seguido de un conjunto de diseñadores que esboza las ideas, primero en papel y luego como modelos de digitales en 3D. Una vez aprobado el diseño final, comenzaron a construirlo, con otro equipo trabajando en el color y el acabado. Terminado, el Soapbox mide 1 metro de ancho y 1,76 m de largo, asegurando que quepa en un coche medio y que las familias puedan transportarlo a lugares con colinas y pendientes.

Para la dirección general en el diseño de los paneles rectos y la silueta en forma de cuña de una caja de jabón, el equipo buscó inspiración en el prototipo Hyundai 45, el cual destaca por sus formas geométricas. También se inspiraron en la nueva identidad de diseño de la marca, bautizada como “Sensuous Sportiness”. Thomas Bürkle, director del centro de diseño europeo, destaca que, “en la industria automotriz, nos acostumbramos mucho a pensar dentro de ciertas cajas, pero esta vez, la puerta estaba abierta”, pudiendo ser más creativos.

“En los últimos meses, pasar tiempo juntos como familia se ha vuelto más valioso para las personas. Queríamos crear un proyecto divertido que ofreciera a las familias y amigos un proyecto agradable que los uniera. Por supuesto, el Hyundai Soapbox tenía que ser asequible, por lo que nuestros diseñadores lo desarrollaron utilizando materiales que se pueden encontrar fácilmente en una tienda de bricolaje”, destaca en el comunicado Andreas Christoph-Hofmann, vicepresidente de marketing y producto de Hyundai Motor Europa.

Para ofrecer más detalles del producto, el Soapbox está hecho de madera, tubos de metal y materiales de conexión como soportes y tornillos. Las ruedas son de una carretilla, y en lugar de utilizar un volante convencional, el equipo de desarrollo adaptó el concepto de dirección mediante joystick del prototipo Prophecy. Sin embargo, para permitir la construcción casera, los joysticks se hicieron con destornilladores. En líneas generales, es una forma de sea uno mismo el que pueda construirse de forma sencilla y económica un coche.

Porque, ¿sabes cuál es la mejor parte de los planes de Hyundai? Que tienes la posibilidad de montar el tuyo en tu propia casa si te lo propones. Bajo estas líneas puedes ver de forma audiovisual cómo el Soapbox se construye paso a paso, y puedes descargar los planos para su construcción en este enlace. Con las escuelas aún cerradas en algunas partes de Europa y las familias pasando más tiempo juntas, la marca de Seúl destaca que quería idear un proyecto que fuera divertido para padres e hijos, que seguro que se hace más ameno que hacer deberes.

Fuente: Hyundai

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta