La forma en que nos movamos por las ciudades va a cambiar muchísimo en unos años. Ya casi todas las marcas cuentan con plataformas de carsharing (vehículo compartido) y de eso sabemos mucho los que vivimos en Madrid, donde operan unas cuántas. Hoy emplean vehículos de sus gamas, pero puede que en un futuro no muy lejano sea más adecuado fabricar modelos ad hoc para este cometido.

Es de cajón, ya que los coches eléctricos, cuanto más pequeños y ligeros sean, mayores autonomías prometerán. Y quizá no tiene sentido andar moviendo vehículos grandes como los actuales para recorridos urbanos. Por este motivo no es difícil ver prototipos de una sola plaza, perfectos para maniobrar (y estacionar) en entornos urbanos congestionados. Este es el caso el IEV X, un vehículo eléctrico monoplaza… que se hace más largo cuando quieres llevar un segundo pasajero.

Por ahora es solamente un prototipo, pero funcional. El iEV X (vehículo eléctrico inteligente) X es un proyecto alemán de coche de apenas 160 cm de longitud y 78 cm de anchura. Cuando necesitas aumentar su capacidad, el vehículo se puede alargar eléctricamente hasta 190 cm, permitiendo que aparezca un segundo asiento plegable trás del conductor. Si además hay que llevar algo de carga (tras realziar unas compras, por jemplo), puede alargarse hasta los 220 cm. Habrá dos versiones:

  • iEV X: Los planes de la empresa es que su modelo básico pese apenas 115 kg y cuente con un paquete de baterías de iones de litio de 48 voltios, suficiente para recorrer 60 km tras recargarse por completo en tres horas en un enchufe convencional, si bien los paneles solares del techo, de 40 vatios, ayudarán a que la batería del coche se recargue mientras el coche está aparcado. La velocidad máxima se limita a 45 km/h.
  • iEV X +: La compañía proyecta también esta versión superior, que pesaría 145 kg debido a que tiene una batería de 72 voltios, con hasta 120 km de autonomía, un panel solar de 60 vatios y una velocidad máxima de 60 km / h (37 mph). Están pensando también en un sistema opcional de carga robótica automática, e incluso un modo que ayude a aumentar el alcance de la batería mediante los pedales.

Ambos contarían con retrovisores laterales retráctiles, una cámara de visión trasera ​​de gran angular, pantalla táctil de 7 pulgadas, un sistema de iluminación LED completo y un chasis de acero con paneles de carrocería en aluminio.

Si estás interesado en obtener un iEV X, se encuenta en estos momentos recaudando fondos en Kickstarter. Si alcanza su objetivo, con apenas 1.850 € te harías con el modelo básico, ientras que para optar por el iEV X +tendrías que desembolsar 7.850 dólares. Con esta diferencia te das cuenta de cuánto supone aumentar la autonomía en estos vehículos. En el vídeo que te ofrecemos a continuación puedes ver el prototipo en acción:

Fuentes: KickstarteriEV
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta