Logo de Noticias Coches
infalurt
Luis Ramos Penabad

El invento australiano que evita olvidarse al niño en el coche

Como padre de familia me parece algo inconcebible que alguien pueda olvidarse un bebé en un coche. Pero ocurre de vez en cuando y, con temperaturas extremas, puede ser peligroso. Y es que, si un conductor está preocupado, estresado o si rutina se interrumpe, puede tener ese descuido letal. Hay coches que te recuerdan que revises los asientos traseros al apagar el coche.

Para quienes no tengan un modelo así, este sistema de seguridad creado por la la startup australiana Infalurt puede ayudar a evitar que ocurran desgracias. Es bastante más complejo que aquel sistema que inventó un niño de 11 años, ya que consta de un sensor capacitivo que se coloca debajo del asiento infantil, una unidad de control en la consola central (o en algún otro lugar accesible para el conductor) y una llave electrónica.

Cuando el conductor se separa más de 10 metros de la unidad de control, el sistema comprueba con el sensor del asiento si el bebé todavía está a bordo. En caso afirmatico, la unidad de control envía una señal de radio al mando, haciendo que vibre para alertar al conductor. Si no hay nadie en la silla, no emite ninguna alerta.


Todo funciona con pilas. Un par de AA tanto en el sensor del asiento como en la unidad de control, junto (la llavelleva una pila botón CR123). Si alguna de esas baterías se está agotando, un LED en la unidad respectiva alerta al usuario parpadeando en rojo y emitiendo un pitido.

La empresa también ha pensado en las familias numerosas con más de un bebé. Es posible emparejar hasta cuatro sensores de asiento (cada uno asignado a su propio asiento para bebés) en una sola unidad de control). No sabemos cuánta gente pagará los 369 dólares australianos que la empresa pide por este invento (en torno a 249 euros), pero por si acaso algún lector es muy olvidadizo y tiene un bebé en camino, le dejamos el enlace más abajo.

Fuente: Infalurt

  • innovación
  • niños
  • seguridad vial