La Asociación Médica Británica solicitó al Gobierno la prohibición inmediata de fumar al volante, al menos cuando haya niños en el interior del vehículo. La española Organización Médica Colegial, apoyándose en las estadísticas, hizo suya la iniciativa, aunque por el momento ni en Downing Street ni en la Moncloa se han pronunciado al respecto.

Por contra, Irlanda ya ha dado el primer paso hacía la prohibición del tabaco al volante, después de que un senador asegurase que provoca bronquitis crónica en menores que tienen que soportar los humos. Tras la advertencia del político irlandés, la propuesta será llevada a la Cámara alta del Parlamento (el Seánad) que debatirá el próximo mes un proyecto de ley que, de aprobarse, endurecerá aún más la ley antitabaco.

John Crown es el senador responsable de la nueva cacería contra los fumadores. Apoyado en estudios médicos de contrastada solvencia, Crown aseguró, ante sus colegas de la cámara. que la exposición prolongada el humo del tabaco provoca en niños y adolescentes, de entre 12 y 19 años, enfermedades crónicas respiratorias, como la bronquitis. “Una hora en un coche con gente que fuma equivale al nivel de exposición al humo que tiene un bombero que lucha contra las llamas en un bosque durante seis u ocho horas”, afirma rotundo Crown, quien confía en la aprobación de la ley en un país pionero en la lucha contra los malos humos.

El 29 de marzo de 2004, Irlanda se convirtió en el primer país del mundo que prohibió el humo del tabaco en todos los lugares públicos. A pesar de que una corriente negativa auguraba el fracaso estrepitoso de la ley, para Crown aquella medida provocó un “enorme cambio cultural”, muy beneficioso para todos los irlandeses.

El senador propone, además, multas económicas para los conductores que sean cazados fumando mientras viajan con un menor.

Vía: Público

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta