El Kia Stinger aterrizó en el mercado como una propuesta muy interesante dentro de la gama de la firma surcoreana: una berlina de aspecto coupé con espacio para cinco ocupantes y conducción espiritual. Su principal objetivo cuando fue concebido era ser divertido al volante. Ahora, aprovechando el Salón del Automóvil de Nueva York, la compañía ha presentado el Kia Stinger GTS.

En cuanto a estética se refiere, el Kia Stinger GTS hace gala de tintes más deportivos sobre un fondo muy colorido bautizado como Federation Orange. También ha aprovechado para incorporar diversos elementos en fibra de carbono real, como las tomas de aire del capó y de las aletas delanteras, o en la carcasa de los espejos retrovisores y difusor posterior. El emblema GTS en el portón del maletero pone la guinda a un conjunto que poco más se diferencia de un Stinger GT.

En el interior, apenas encontramos cambios. El volante y el túnel central se han revestido en Alcántara, mientras que el techo hace lo propio con un tejido similar, gamuza. Como equipamiento de serie, el Kia Stinger GTS dispone de techo solar panorámico eléctrico, base de carga inalámbrica por inducción para teléfonos móviles y un equipo de sonido de alta fidelidad firmado por el especialista estadounidense Harman/Kardon, con 720 vatios de potencia.

Pero los cambios más sustanciales los encontramos bajo la piel. El nuevo Kia Stinger GTS hace gala de un nuevo sistema de tracción total denominado D-AWD (Dynamic All Wheel Drive), donde la compañía se ha esforzado para integrar el “ADN de la propulsión trasera”. En el eje posterior, se ha montado un diferencial de deslizamiento limitado mecánico para mejorar la tracción y la distribución de la potencia. Todos los sistemas de gestión electrónica de la misma y caja de cambios han sido recalibrados para ofrecer mejor dinámica de conducción.

 

Este nuevo sistema D-AWD se combina con tres modos de conducción: Comfort, Sport y Drift. El primero de ellos tiene una distribución del 20/60 (delante/detrás) de la potencia. El modo Sport es capaz de entregar hasta un 80% a la zaga mientras que, en disposición Drift, hace lo propio con un “todo atrás”. Esta última modalidad también mantiene las relaciones de cambio bloqueadas para no engranar la siguiente marcha aún llegado al corte de inyección.

En el apartado mecánico, el propulsor V6 de 3.3 litros biturbo no sufre cambio alguno. Es decir se mantienen los 366 CV de potencia y los 509 Nm de par motor. Al igual que el resto de la gama Stinger, el bloque está asociado a una transmisión automática de ocho velocidades. Tampoco faltan elementos como la suspensión adaptativa o la dirección asistencia variable. Los futuros compradores también podrán optar por adquirirlo en formato único de propulsión.

Y es que el Kia Stinger GTS ha nacido para llegar a la clientela más purista, al estilo de otras berlinas medias como el BMW Serie 3 o el Alfa Romeo Giulia en sus vertientes más prestacionales. ¿La única pega? Tan solo se fabricarán 800 unidades y todas ellas estarán destinadas al mercado norteamericano. Llegará en primavera a un precio de 44.995 dólares (40.008 euros) para la versión de propulsión (RWD) y de 47.495 dólares (42.230 euros) para la versión de tracción total (D-AWD).

Fuente: Kia
Galería de fotos:

Ver galeria (15 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta