El Caterham Seven es uno de esos deportivos ligeros con dos plazas en los que se prescinde de casi todo para aportar únicamente las sensaciones más puras al volante. Tradicionalmente estos modelos, que apenas están relegados al chasis, montan motores de combustión de origen Ford con un amplio abanico de potencias. Aunque ahora ha surgido una empresa búlgara que ha pensado que a este modelo no le sentaría nada pasarse al eléctrico. Así surge el Kinetik 07.

La recién creada Kinetik Automotive ha llegado a un acuerdo con Caterham, quien les ha provisto su plataforma para crear lo que es el primer deportivo de cero emisiones gestado en Bulgaria. Durante su desarrollo se ha buscado lograr un comportamiento ejemplar en circuito, pero también será legal rodar con él en la vía pública. De momento solo se ha mostrado este prototipo de pre-producción, pero quieren que se pueda hacer realidad en un futuro no muy lejano.

Atractivos no le faltan, pues sustituye la mecánica de propulsión por un nuevo sistema de propulsión eléctrico que lo coloca en una nueva dimensión. Puede alcanzar una potencia de hasta 650 CV y 800 Nm de par, por lo que las prestaciones estarían a la altura de las de muchos superdeportivos. Hablamos de una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 2,7 segundos, algo a tener en cuenta. De momento no hay detalles acerca de su batería, por lo que nos quedamos con las ganas de conocer su autonomía.

Aunque el Kinetik 07 toma el chasis de Caterham, lo cierto es que la firma búlgara le ha dado una vuelta y afirman que el 90 % de los componentes son nuevos. Eso incluye un exterior diferenciado y de corte más futurista, con la mayoría de paneles de la carrocería habiendo sido impresos en 3D, lo que hace que el nivel de personalización sea muy elevado. El interior también es totalmente diferente con una pantalla digital configurable, aunque destaca por su minimalismo.

 

Fuente: Kinetik Automotive

Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta