Hace unas semanas, el Koenigsegg Agera RS destronaba al Bugatti Chiron al convertirse en el coche más rápido en acelerar de 0 a 100 km/h. Pero parece que no ha sido suficiente para la marca que ha anunciado que el modelo se ha hecho también con el récord de velocidad máxima al alcanzar los 447,2 km/h en una carretera de Nevada.

Koenigsegg ha anunciado la noticia a través de su cuenta de Twitter, asegurando que el Agera RS ha superado en 19 km/h el récord del Bugatti Chiron y a los 435.9 km/h conseguidos por el Hennessey Venom GT.

El Koenigsegg Agera RS, dirigido por el piloto Niklas Lilja, ha realizado esta prueba en una carretera pública cerrada al tráfico en la zona de Pahrump (Nevada). Según los jueces de Guinness, el récord es la velocidad media alcanzada rodando en ambas direcciones del tramo elegido de 19 kilómetros. En un punto del recorrido, el modelo alcanzó los 457 km/h. Cabe apuntar que a diferencia de la pista de pruebas que utilizan las marcas, esta carretera cuenta con cambios de elevación en ambas direcciones.

Este superdeportivo, es propulsado por un motor 5.0 V8 biturbo de 1.376 CV de potencia y 1.371 Nm de par que apenas pesa 1.395 kg. El propio piloto confirmó que además de su potencia, iba equipado con unos neumáticos Michelin diseñados especialmente para el momento que facilitaron la hazaña. “Probablemente podríamos haber ido un poco más rápido” concluyó un emocionado Niklas Lilja.

El propio Christian von Koenigsegg estuvo presente junto con algunos ingenieros que han trabajado en mejorar el modelo para conseguir este reto.

Tendremos que esperar para ver si Bugatti con su nuevo Chiron o Hennessey con el renovado Venom F5 intentan superar este récord mundial de velocidad. Ambas marcas han confirmado su intención de superar su propia velocidad máxima y por lo que parece, la clave estará en los neumáticos.

Fuente – Koenigsegg

Vía – Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta