Logo de Noticias Coches
concesionario ventas
Redacción

La mayoría de concesionarios pierden dinero

Que son malos tiempos para la automoción, lo sabemos desde hace tiempo. Pero si a alguien le cabía alguna duda, las frías cifras no dejan de confirmarlo. Ahora ha tocado el turno a los resultados de los concesionarios. Según Ganvam (la Asociación Nacional de vendedores de vehículos a motor), la rentabilidad de las redes oficiales de distribución marcó signo negativo en el primer semestre del año, con un resultado medio del -0,8% sobre facturación.

La asociación, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, atribuye este dato negativo principalmente a la bajada de las ventas de vehículos nuevos (septiembre ha sido nefasto) debido al fin del Plan 2000E y la subida del IVA. Estas medidas actuaron como dinamizadores del mercado en la primera mitad del pasado año, dando paso a catorce meses de caídas consecutivas y devolviendo al mercado a niveles de ventas de los años noventa.

La asociación prevé que las redes de distribución cierren el año en números rojos debido al desplome de las matriculaciones (con menos de 820.000 unidades) y por la menor actividad de taller (un 10% de media) debido al envejecimiento del parque y la reducción de los mantenimientos preventivos.

Este descenso de las matriculaciones ha motivado que las ventas de vehículos hayan perdido peso en la facturación global del concesionario, al pasar de un 80% en el acumulado hasta junio de 2010 a un 73% en el mismo periodo de este año. Por su parte, las actividades de recambio y taller se reparten el 27% restante, cuando el año pasado estos departamentos sumaban el 20% de la facturación.

Este descenso del volumen de negocio también es achacable a la bajada de precios (que puedes comprobar en nuestros informes de precios de coches nuevos) por las altas promociones. Esto ha provocado una caída de la rentabilidad por la venta de vehículos nuevos, que al cierre del primer semestre se situó en el 2,7%. No obstante, esta cifra supone un ligero avance respecto al 2% registrado en el primer trimestre del año, debido en gran parte a la reducción de costes y el mayor margen obtenido entre los meses de abril a junio.

Por otro lado, el informe de Ganvam confirma la importancia creciente de la posventa frente a la venta en la rentabilidad global de las redes de distribución, con unas actividades de recambios y taller que representaron el 69% del resultado total, frente al 31% que aportaron las ventas de nuevos y usados.

Pero la evolución de la rentabilidad en las diferentes áreas de posventa fue dispar. Los departamentos de chapa y carrocería mantuvieron su actividad al término de la primera mitad del año, los de recambios y mecánica soportaron una ligera caída de dos puntos frente a los resultados de finales de 2010. Ello se debió principalmente al crecimiento del tiempo muerto del personal productivo, así como a la necesidad de aplicar descuentos para mantener la facturación. ¿Puede ser una señal hacia un nuevo modelo de venta de coches?

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, explicó que «hasta la fecha las áreas de taller y recambio venían actuando como salvavidas de los concesionarios, amortiguando la bajada de las ventas, pero es posible que a partir de ahora la posventa se lleve la peor parte», ya que «acusará la bajada y envejecimiento del parque circulante, con un 43,7% de los turismos por encima de los diez años de antigüedad».

  • concesionarios
  • crisis
  • Ganvam