Itinerario de la edidión 2011

No se trata, a pesar de lo que hayáis podido pensar, de una carrera de Fórmula 1, del WRC o del WTCC, nada parecido, aunque tiene elementos comunes a todas ellas. Tampoco vamos a extendernos en esta ocasión en explicaros toda la historia de tan maravilloso evento, para ello os remitimos a los artículos que hemos preparado al respecto y a los que podéis acceder pinchando en el siguiente enlace: Mille Miglia: La corsa più bella del Mondo.

Simplemente recordaros que esta prueba se disputó por vez primera en el año 1927, llegando a celebrarse 24 ediciones (entre 1927 y 1957, con las salvedades de los años de la Segunda Guerra Mundial), en lo que se ha dado en llamar “MILLE MIGLIA HISTORIC RACES”. Tras los trágicos acontecimientos que provocaron su precipitado final (la muerte del piloto español Alfonso de Portago y su copiloto, así como de nueve espectadores, en un desafortunado accidente) se llevaron a cabo tres ediciones más, bajo la denominación “THE MILLE MIGLIA RALLY” (los años 1958, 1959 y 1961).

A continuación hubo un largo período de más de 15 años en los que esta carrera casi cayó en el olvido. Pero en el año 1977, con motivo del 50 aniversario de la primera edición, el Brescia Automóvil Club decidió organizar el Rally 1000 Miglia en las carreteras locales, como un evento de regularidad con pruebas competitivas de velocidad, estando reservado exclusivamente para vehículos históricos. Pero para poder revivir el evento más largo, la denominada “Ruta Histórica” hubo que esperar hasta la década de los ´90.

Mr Bean y su máquina (nos referimos a la de gris...)
Mr Bean y su máquina (nos referimos a la de gris...)

En la actualidad el número máximo de vehículos se ha fijado, desde hace unos años, en un total de 375 coches. Un auténtico “museo móvil”, que llega a alcanzar más de un kilómetro de longitud, cuando se encuentran en línea, y que está exclusivamente formado por modelos construidos entre los años 1920 y 1957. Éstos deben haber competido o completado, como mínimo, una de las carreras originales (1927 – 1957). También son admitidos otros ejemplares de la misma marca y modelo.

Por su parte, los organizadores han tratado de conservar el espíritu original tanto como fuera posible y, por ejemplo, en el año 1996, se introdujeron coeficientes de clasificación especiales para animar a participar a los conductores de los modelos antiguos, menos competitivos, y que eran también los más difíciles de conducir.

Un vehículo dispuesto a tomar la salida
Un vehículo dispuesto a tomar la salida

Con pocas variaciones sobre ediciones anteriores, la ruta de este año 2011 discurría, en el sentido de las agujas del reloj, desde Brescia hasta Roma y vuelta. La legendaria Mille Miglia ha cruzado siete regiones diferentes: Lombardía, Véneto, Emilia-Romaña, Marche, Umbría y Lacio en el camino de ida, a lo que se añadía la Toscana en el de regreso, pasando a través de algunas de las ciudades más bellas de Italia. Junto con Brescia y Roma, la carrera atravesaba Desenzano del Garda, Verona, Cento, Gambettola, Sansepolcro o Spoleto, durante la primera parte y Viterbo, Siena, Florencia, Bolonia, Reggio Emilia, Parma y Cremona durante la segunda.

En cualquier caso en los ochenta largos años discurridos desde la primera Mille Miglia se han producido numerosos e importantes cambios a lo largo de la ruta original, pero lo que sigue siendo inmutable es la pasión por la “Freccia Rossa”, el símbolo de la Mille Miglia.

Los ganadores: Giordano Mozzi y Stefania Biacca, pilotando un Aston Martin Le Mans del año 1933
Los ganadores: Giordano Mozzi y Stefania Biacca, pilotando un Aston Martin Le Mans del año 1933

Una vez imbuidos de toda esta historia quizá lo menos importante es el resultado. No obstante os diremos que los vencedores de la presente edición han sido el dúo compuesto por Giordano Mozzi y Stefania Biacca, con el dorsal número 49, pilotando un maravilloso Aston Martin Le Mans del año 1933. El resultado no se supo hasta los tramos finales, en una dura pugna que duró la totalidad de los 1.600 km de la prueba, logrando finalmente doblegar a sus rivales, Bruno y Carlo Ferrari (padre e hijo), a bordo de un Bugatti Type 37 del año 1927 (nº: 20), y los argentinos Claudio Scalise y Daniel Claramunt, con un Alfa Romeo 6C 1500 GS del año 1933 (nº: 57).

Numerosos personajes famosos, tanto del deporte como de otros ámbitos suelen tomar parte en la carrera. Este año nos ha llamado especialmente la atención alguien conocido por todos vosotros: Rowan Atkinson (quizá el nombre no sea familiar a todo el mundo, pero si decimos que se trata de ¿Mr. Bean?) que, en su primera Mille Miglia, logró finalizar, terminando entre los cien primeros, con un BMW 328 Mille Miglia Roadster del año 1939 (nº: 87).

Por tanto, si tenéis oportunidad, y os encontráis en el país transalpino el año que viene por estas fechas, no dejéis de ver este maravilloso espectáculo. De momento os podéis seguir deleitando con algunos vídeos y la galería de fotos:

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=9RbIbqZ5G0o

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=fupJT8T5qGg

Ver galeria (25 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta