Conocimos hace tiempo los planes de Toyota de presentar cuatro modelos híbridos en 2012. Pues bien, ya hay información oficial del pirmero de ellos. El urbano Yaris se subirá también al carro híbrido y piensa incorporar en breve la tecnología Hybrid Synergy Drive (HSD) de Toyota.

Eso sí, aunque el Yaris contará con la experiencia adquirida por Toyota en el Prius y en el Auris HSD,, su motor tendrá un tamaño mucho más pequeño: se trata de un bloque de 1,5 litros que pesa 16,5 kilogramos menos y es un 10% más compacto que la unidad de 1.8 litros que monta el Auris Híbrido. Como el sistema híbrido es más compacto y ligero ha ayudado a conservar el espacio interior y de maletero del modelo convencional, algo muy importante al tratarse de un urbano con un maletero reducido, como es habitual.

Motor del Toyota Yaris HSD

El sistema, que combina un motor de gasolina y un motor eléctrico, tiene una potencia total de 100 CV. El nuevo motor también promete las emisiones de CO2, NOx y partículas más bajas del segmento B, un menor consumo de combustible y un bajo coste de mantenimiento.

También se ha reducido el peso y el tamaño de otros componentes clave del HSD, como el motor eléctrico, la Unidad de Control de la Energía (PCU, Power Control Unit) y el transeje. Ahora, el motor eléctrico es un 20% más compacto, mientras que la PCU es un 12% más pequeña que la unidad montada en el Auris Híbrido. Además, los ingenieros de Toyota han acortado el transeje un 6%, y han reducido el peso en 11 kg.

Se ha prestado una especial atención a la colocación y el tamaño de la batería de hidruro de níquel y el depósito de combustible, para mantener la amplitud en el habitáculo para los pasajeros traseros y el especio en el maletero. El nuevo diseño, que no renuncia a nada, sitúa la batería y el depósito de combustible bajo el asiento trasero, sin afectar lo más mínimo al maletero, como decíamos antes.

2 COMENTARIOS

    • Los paneles solares en los coches no acaban de ser demasiado útiles… aumentan el peso del vehículo, obligan a poner ruedas más grandes (y anchas) y así el coche consume más.

Deja una respuesta