Parecía que en un principio la automoción eléctrica podría presumir del silencio. Los grupos que persiguen la prohibición, o un descenso considerable, del tráfico rodado en lo centros urbanos, argumentaban la contaminación acústica como uno de los grandes motivos para que los poderes públicos tuviesen en cuenta sus reclamaciones. La realidad es innegable. Los vehículos alimentados con combustibles fósiles son, ademas de altamente contaminantes, muy ruidosos, y los que vivimos en el centro de una gran ciudad sufrimos las consecuencias.

Parece ser que nunca llueve a gusto de todos, y es que lo que en un principio parecía una solución se ha transformado ahora en un inconveniente. El sigilo de este tipo de vehículos es, según mantienen algunos, un problema para la seguridad de peatones y ciclistas, que no pueden advertir su llegada.

Para intentar remediarlo, la industria de la automoción trabaja desde hace años en la creación de un sonido artificial que sea a la vez una advertencia de su llegada, pero también se constituya como una imagen de marca. Hace tan solo unos días, Audi presentó una primera propuesta que parece haber sido del gusto de directivos y gran público, aunque esta tendencia había sido ya iniciada por Toyota, que incluyó sonido a sus modelos híbridos.

Hoy toca hablar de otra gran firma, esta vez muy alejada de la automoción. Domino´s, la multinacional de la pizza, ha sorprendido con los nuevos modelos de motos eléctricas que sus repartidores están utilizando en algunas de las ciudades más importantes de Holanda. No está en su diseño, ni en sus prestaciones, la gran novedad radica en el particular sonido que emiten las motocicletas. Como el “ruido”, mejor escucharlo que describirlo, muy atentos al video: “Domino´s…Pizza!!”.

Vía: Mashable

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta