La Comisión Nacional de la Energia (CNE) denunció el viernes pasado que las petroleras han aumentado los márgenes brutos sobre la gasolina 95 un 31% y el gasóleo en un 13%, en lo que llevamos de año. Las empresas obtienen más de 15 céntimos de beneficio bruto por cada litro de carburante que despachan.

Además, la tendencia se agudiza en las últimas semanas. La CNE, en su informe mensual de supervisión de la distribución de carburantes, observa que los precios finales de la gasolina y el gasóleo no se correspondieron con las cotizaciones internacionales de la gasolina y el gasóleo, que bajan.

Esta tendencia aumentó en abril. Durante el pasado mes, la caída acumulada de las cotizaciones internacionales del petróleo “es más intensa que la que experimentan los precios antes de impuestos” en España, critica la CNE en su informe mensual. El margen bruto promedio volvió a aumentar en abril un 13% y un 6,3% respecto a marzo, situándose en 17,4 y 16,9 céntimos por litro para la gasolina 95 y el gasóleo A.

Las mayores divergencias entre precios finales y cotizaciones internacionales de combustible se producen en los primeros días del mes, registrándose el día 5 de abril un margen bruto del orden de 20 céntimos por litro para ambos carburantes. Era el primer viernes tras la Semana Santa.

Esa subida también se observó la víspera de la festividad del 1 de mayo. La Comisión constata que el efecto lunes se aprecia más en la cuarta y quinta semana (se bajan los precios tras el fin de semana ya que es el día que se toma para la estadística de precios). En estos días es cuando gasolina y gasóleo tocan mínimos del mes.

“En consecuencia, se vuelve a observar una estrategia de fijación de precios común para ambos carburantes, con porcentajes diarios de variación similares y coincidencia de días en los que se registran los precios máximo y mínimo del mes”, destaca el texto.

Por tipo de carburantes, la gasolina 95 costó de media en abril 1,440 euros por litro, con lo que desciende por segundo mes consecutivo. Coincidiendo con el fin de la Semana Santa, el precio asciende y alcanza el máximo del mes (1,492 euros por litro) los primeros cuatro días de abril. El gasóleo, por su parte, se vendió a 1,350 euros… pero han arrancado mayo volviendo a subir.

Si comparamos la situación española con otros países europeos, los precios antes de impuestos de la gasolina 95 en España son superiores a la medias. Sin embargo, no supera la media en los precios de venta al público porque la carga impositiva sobre los carburantes en España continúa siendo inferior a la de otros países de la UE.

En cuanto a la demanda, el informe señala que el consumo de carburantes se recuperó en marzo tras dos meses de intensas caídas, “como consecuencia probablemente de la Semana Santa”. Aún así, continúa en niveles similares a los de hace más de 10 años.

Fuentre: CNE
Foto: cc Flickr Swisscam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta