Después de conocer los datos del mes de agosto, parece que el sector del automóvil comienza a respirar y se pone fin a la tendencia ininterrumpida de 15 meses de caídas en las matriculaciones, que ha dejado a muchos concesionarios en la cuneta y a otros heridos de gravedad, por lo que podemos decir un, “ya era hora”.

El mes de agosto del año pasado se cerró con 58.530 matriculaciones, un 41,3% menos que las del mismo mes de 2007 e inauguraba por entonces una racha de caídas de mercados mensuales por encima del 40% que se ha prolongado hasta el mes de abril de este año.

En la actualidad con los 58.510 coches matriculados en España en agosto nos encontramos tan solo con 20 unidades menos que en el mismo mes del año anterior por lo que organismos como Faconauto y Anicam hablan de cifras que invitan al optimismo.

Así el acumulado de ventas desde enero hasta finales de agosto es de 599.808 unidades, una cifra que todavía está un 32% por debajo del mismo acumulado de 2008 pero que parece podrá reducirse en los próximos meses.

Y es que el Plan 2000E desde su puesta de largo el pasado mes de mayo,ha resultado un punto de inflexión, estabilizando las ventas de manera importante, no en vano desde su salida se han realizado 60.000 operaciones de ventas y se esperan otras tantas hasta finales de año.

No obstante hay quien lo sigue pasando muy mal, y son las empresas de alquiler de coches, que tan solo han matriculado 1244 unidades, un 40% menos que el pasado año, con lo que nos podemos imaginar como está la cosa.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta