Antes de que comenzase la crisis económica, los habitantes de Grecia compraban más coches per cápita que sus vecinos europeos. Y buenos vehículos, hasta el punto de que una ciudad griega era la capital del Porsche Cayenne en Europa. Pero esos tiempos se han acabado. Hoy en día el país helénico se ha convertido en un gigantesco cementerio de vehículos, muchos de alta gama, porque no sus propietarios no pueden mantenerlos, tal y como cuenta The New York Times en un reportaje.

El periódico estadounidense habla del caso de Giannis Zgourakis. Hace un año aparcó indefinidamente su BMW para pasarse a circular en moto, que consumía menos gasolina. Hoy, batería del coche ha muerto y sus neumáticos han quedado inservibles. Y no es el único griego que ha tenido que renunciar a utilizar el coche. Al parecer, en zonas residenciales de Atenas es fácil encontrarse con coches aparcados, tapados con fundas y sin placas de matrícula.

Esta situación se hizo más grave a partir de diciembre de 2013. En 2014 subieron los impuestos de los coches de lujo, por los que había que pagar hasta 5.600 dólares al año. Fue entonces cuando la gente hizo enormes colas para dar de baja sus coches y entregar las matrículas. Entre noviembre y enero, sólo en la mitad de las provincias griegas se recogieron 130.000 matrículas.

señal trafico grecia

Eso no significa que todos hayan aparcado su coche. Miles de griegos siguen circulando sin matrícula, o con placas falsas, por la necesidad. Hace unos meses, incluso Michalis Liapis, exministro de Cultura entre 2007 y 2009, fue cazado conduciendo un todoterreno de lujo con una matrícula falsificada a las afueras de Atenas. “Soy un jubilado más y yo también me he visto afectado por la crisis”, se justificó ante los medios griegos.

El gobierno trata de hacer frente a la situación y acabar con los coches no matriculados, pero hay otros problemas graves, también originados por la necesidad. Como la gente que conserva las placas, pero trata de ahorrar dinero en el seguro del coche. En 2013 hubo hasta 74.081 denuncias de conductores que circulaban sin seguro… aunque según un informe filtrado de una encuesta del gobierno, actualmente unos 800.000 coches no disponen de seguro.

Si ayer veíamos los increíbles resultados económicos de Ferrari, hoy sabemos que en Grecia no han vendido un solo coche en casi dos años. El negocio de los coches de lujo ha cambiado. En vez de importarlos, ahora los concesionarios compran vehículos premium por poco dinero a conductores que buscan deshacerse de los suyos. Luego los exportan como vehículos usados a países como Alemania. George Pappas, portavoz de Sarakakis, uno de los concesionarios más grandes de Atenas, reconoce al New York Times este cambio: “Solíamos tener la segunda mayor proporción de Porsche Cayenne per capita en Europa… Ahora ni siquiera se ve uno solo de esos coches”.

Fuente: New York Times
Foto: cc FlickR Evan Blaser

1 COMENTARIO

Deja una respuesta