Ferrari cumplió en 2013 el objetivo de su plan estratégico presentado en Maranello el pasado mes de mayo: vender menos coches para ganar en exclusividad y valor de marca sin que ello repercuta en sus resultados financieros. La firma del Cavallino entregó un 5,4% menos de sus deportivos (6.922) y, sin embargo, obtuvo un volumen de ingresos récord de 2.300 millones de euros (un 5% más interanual).

En lo que Ferrari ha calificado de “año extraordinario”, la compañía filial del Grupo Fiat aumentó sus ingresos, pero también saldó el resto de apartados con buena nota: su beneficio comercial creció un 8,3% hasta 363,5 millones de euros, mientras que el neto hizo lo propio en un 5,4% hasta 246 millones. La estrategia de Sergio Marchionne, de empezar a reconztruir el grupo desde arriba, parece estar dando sus frutos. La siguiente será Maserati y luego llegará el

“Hemos querido mantener un elevado nivel de exclusividad diseñando productos excepcionales tales como LaFerrari, el 458 Speciale y el California T, que acaban de ser lanzados al mercado, resultado de una inversión significativa en innovación tecnológica y productos”, explica el presidente Luca Cordero di Montezemolo, incidiendo en “lo importante” de estos resultados.

Ferrari, la marca más poderosa del mundo según Brand Finance, ha visto que la clave no es vender más cantidad, sino más calidad. Sus productos necesitan seguir siendo exclusivos y de ahí que su departamento de personalización, Tailor Made ganará peso. Vender los mismos coches, pero más personalizados y equipados. De hecho, según la marca todos los vehículos que fabrican actualmente han recibido alguna personalización de su catálogo Tailor Made. Es lo que en su día denominamos tuning de los ricos, una fuente de dinero extraordinaria para las marcas de lujo, sin temor a perder su aura de exclusividad.

Ferrari_LaFerrari_11

Ver galeria (25 fotos)

Hace tiempo que Italia dejó de ser el corazón de Ferrari. Puede que los coches se fabriquen allí, pero sus ventas en el país transpalpino apenas suponen para los de Maranello un 3% sobre el total de unidades entregadas. Por el contrario, pueden congratularse de haber logrado un nuevo récord de ventas en mercados importantes como los de EE.UU. (2.035 coches, un 9% más) o Reino Unido (677 entregas), que superó a Alemania por escasas 25 unidades.

Mientras, China sigue posicionada como la segunda región más importante para Ferrari con 700 coches vendidos (cuenta también Hong Kong y Taiwán) y Japón disparó sus ventas un 20% hasta 380 automóviles. Por otro lado, las entregas correspondientes a Oriente Próximo y África subieron un 8% hasta 599 unidades entregadas.

Ferrari también ha querido destacar los “muy buenos resultados” obtenidos por las actividades de marca y merchandising (venta al público, licencias y comercio electrónico), que a partir de este año serán gestionadas por una compañía aparte 100% propiedad de Ferrari y con sede también en Maranello. El margen operativo en este sector aumentó un 3,6% alcanzando los 54 millones de euros. Se trata de un buen pedazo del pastel, teniendo en cuenta que se trata de venats de gorras, camisetas y zapatillas en sus tiendas oficiales.

Fuente: Ferrari

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta