El diseñador norteamericano Ralph Lauren, es el feliz poseedor de una de las más importantes colecciones de automóviles clásicos de todo el mundo, compuesta en su mayoría por algunos de los deportivos más prestigiosos existentes desde la década de los años 30 del siglo pasado hasta la actualidad. Afortunadamente no dispone de ellos para su deleite exclusivo y en contadas ocasiones los “comparte” con el común de los mortales. Cosa que ocurrirá entre el 28 de abril y el 28 de agosto de este año, por primera vez en Europa, en el Musée des Arts Décoratifs de París.

El diseñador Ralph Lauren

Y ¿cómo se presenta una colección de automóviles en un museo de arte? Bueno, a fin de cuentas, el famoso diseñador de moda, a lo largo de varias décadas ha ido “recogiendo” en su colección los más diversos y exclusivos modelos que se caracterizan por un denominador común, como es la extraordinaria belleza de estas auténticas joyas de la industria automotriz europea. No en vano algunos de ellos han ganado premios muy importantes, como el Concours d’Elegance Pebble Beach, una de las mayores exhibiciones de vehículos clásicos que se celebra anualmente en la soleada California.

Ralph Lauren posee más de 60 modelos de las más prestigiosas marcas, donde no faltan los Bugatti, Alfa Romeo, Bentley, Mercedes-Benz, Jaguar, Porsche o Ferrari, marcas europeas que han contribuido con sus exclusivas creaciones no solo a una importante evolución técnica de la industria del automóvil,  sino también a la realización de modelos fuera de lo común que, aún hoy en día, siguen inspirando a los grandes diseñadores para sus creaciones. Es muy difícil calcular el valor de esta colección, pues su cotización está muy sujeta a los vaivenes del mercado en cada momento, pero se estima en una cifra cercana a los ¡¡100 millones de euros!!.

Desde que tiene uso de razón, el diseñador norteamericano siempre ha sido un gran aficionado a los vehículos de cuatro ruedas: “Me acuerdo que cuando era pequeño me sentaba con mi hermano y unos amigos a ver los coches que pasaban por la calle, nos los sabíamos todos. Los automóviles siempre han formado parte de mi vida”.

Esta exposición supone la segunda oportunidad de admirar de cerca estos bólidos (ya que, algunos de ellos, ya se pudieron ver, en el Museo de Artes Decorativas de Boston en el año 2005). En esta ocasión, Ralph Lauren ha traído a este lado del Atlántico una selección de 17 increíbles automóviles. Este es un breve resumen de los modelos más destacados que se exhibirán:

Bentley "Blower"

BENTLEY BLOWER, 1929. Este bólido fue diseñado por W.O. Bentley, pero fue Sir Hilary Birkin, (uno de los integrantes de los denominados “Bentley Boys”) el que le animó a añadirle un compresor, de ahí su apodo de “Blower”. Con una carrocería impresionante, adornada con la bandera inglesa, el Bentley Blower fue creado para un sólo propósito: ganar carreras. Como anécdota merece resaltar que éste fue el vehículo elegido por el escritor  Ian Fleming para que su conocido personaje, el agente 007, lo condujera en sus primeras novelas.

MERCEDES-BENZ SSK “COMTE Trossi”, 1930. El peculiar diseño de este Mercedes-Benz se atribuye al talento de su propietario, el conde aristócrata italiano Carlo Felice Trossi (que también fue piloto de carreras). El SSK representa el arquetipo de los Mercedes de la década de los 20, donde destaca su inmenso capó, que ocupa más de la mitad de su longitud, el sobredimensionado radiador de su frontal y los tubos de escape que discurren por los laterales.

Bugatti 57 Atlantic Coupe

BUGATTI 57 ATLANTIC COUPÉ, 1938. Este es uno de los únicos cuatro modelos que se construyeron, de los cuales hoy en día sólo quedan dos. Este fantástico vehículo se caracteriza por las soldaduras y los remaches visibles en una especie de columna vertebral que recorre toda su carrocería, además de la recortada altura de su techo y las ventanillas con formas elipsoidales, de clara inspiración aeronáutica.

FERRARI 375 PLUS, 1954. Al igual que todos los Ferrari de la época, no fueron construidos partiendo de unos planos específicos para este diseño. Los artesanos de la marca fueron capaces de crear estas magníficas formas redondeadas siguiendo, simplemente, las instrucciones verbales del diseñador más conocido en la historia de Ferrari, “Pinin” Farina. Y no sólo era un auto bello, sino que consiguió ganar la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans en el año 1954.

Jaguar XKD

JAGUAR XKD, 1955. No hay un automóvil de los lejanos años 50 que represente mejor lo que significa “velocidad” que el Jaguar XKD, con tres victorias consecutivas entre los años 1955 y 1957 en las 24 Horas de Le Mans, y otra más en Nürburgring en 1956. Este coche permitió que la famosa piloto Patricia Coundley se convirtiera en la mujer más rápida de Europa en el año 1964. Su característico alerón redondeado, en la parte trasera, hacía que sus líneas se asemejaran a las de un avión de combate.

MERCEDES-BENZ 300 SL GULLWING COUPÉ, 1955. El “Alas de Gaviota” debe su nombre a la forma en que se abren sus puertas, como si fueran verdaderas alas. Era el modelo favorito de muchas celebridades de Hollywood, como Sophia Loren, Zsa Zsa Gabor, Glen Ford o el músico Skitch Henderson.

FERRARI 250 TESTA ROSSA, 1958. Este modelo tiene el sello inconfundible de Sergio Scaglietti, uno de los carroceros con más talento de todos cuantos pasaron por la firma del “Cavallino Rampante”. El Testa Rossa (cuyo nombre hace referencia al color rojo de las culatas de su potente motor V12) es, hoy por hoy, una de las joyas más preciadas de Ferrari.

Ya sabéis, si estáis por la capital francesa en los próximos meses, tenéis una cita obligada en esta interesante exposición.

Por último os tengo reservada una sorpresa en modo de vídeo. Con motivo de la anterior exposición (llevada a cabo en el año 2005, en el Museo de Artes Decorativas de Boston), el canal Discovery Channel, realizó un fantástico documental titulado: “Speed, Style & Beauty: The Ralph Lauren Car Collection”. Bien pues aquí lo tenéis (dividido en cinco partes y en perfecto inglés) para vuestro disfrute:

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=78wyRMf6o1I

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=-L81vCA2ya0

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=nNU2fQWQInk

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=Qu0TVOL0Bh8

[youtube width=”650″ height=”390″]http://www.youtube.com/watch?v=1QYqN1LaVCk

Galería de imágenes:

Ver galeria (23 fotos)

6 COMENTARIOS

  1. La verdad es que la colección es impresionante. Cada cual más espectacular. Pero guiada por una premisa: el buen gusto. ¡No podía ser de otra forma viniendo de un prestigioso diseñador de moda!. Pero a mí, personalmente, me quita el “sentio” el MERCEDES-BENZ SSK “COMTE Trossi” del año 1930. Es una verdadera maravilla del diseño. Esas formas, esas aletas que carenan las ruedas traseras, esos escapes al aire… Lástima de no disponer de una decena de millones (de euros) en “cash” para comprarlo. Mientras tanto, a seguir babeando….

  2. Es cierto, eran otras épocas… Para lo bueno y para lo malo. No se escatimaba en gastos para la realización de ciertos productos, con una calidad artesanal encomiable. Además desacaban por un notable atrevimiento estético, no como ahora en que casi todos los automóviles se parecen, hasta el punto de que si les quitas los logos, ni los más expertos sabríamos decir de que marca se trata… Por otro lado no cabe duda de que hemos ganado en menores consumos, seguridad activa y pasiva, y ¿fiabilidad?…

  3. Me ha encantado el artículo. Son unos modelos fantásticos, de esos que ya no se fabrican y me temo que nunca se volveran a fabricar. Lástima no poder estar en París en esas fechas

Deja una respuesta