La Dirección General de Tráfico (DGT) ya tiene preparada la puesta en marcha del llamado Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020, que ahora deberá contar con la aprobación del Consejo de Ministros.

Entre las novedades más significativas y aunque la autoridad de tráfico tenía serías dudas de su implantación por su impopularidad, finalmente se permitirá a los menores de edad conducir acompañados por sus padres o algún mayor de edad, durante el proceso para aprender a conducir.

Según el último borrador al que ha tenido acceso La Razón, la DGT opina que así los futuros conductores podrán “adquirir competencias para la toma de decisiones a través de la asistencia durante un período de tiempo de una persona con experiencia adecuada y actitud en la conducción”.

La llamada “conducción acompañada” es un modelo que ya funciona y con éxito en países como Canadá, EE.UU, Francia, Australia, Alemania o Suecia. De hecho, en este último su puesta en marcha supuso una reducción del número de accidentes en un 35%.

En Francia, los jóvenes de 17 años pueden aprender a conducir con sus padres a partir de haber recibido un número determinado de clases teóricas y prácticas, mientras que en Alemania, tras aprobar el examen de conducir, a los jóvenes de menos de 17 años se les entrega un permiso provisional que pueden utilizar siempre y cuando vayan acompañados de un adulto.

Sin embargo no son todos los que se han mostrado de acuerdo con la medida. Algunas asociaciones de conductores afirman que dudan de su implantación en España al considerar que no existe una demanda real, mientras que las autoescuelas, que un principio podrían verse afectadas negativamente han mostrado su predisposición a apoyarla a condición de que se cumplan una serie de requisitos.

big_profesor_autoescuela
Profesor autoescuela

Por otra parte, la DGT también tiene planes para los profesores de autoescuala, ya que ahora pretende que se convierta en una titulación de Formación Profesional, por lo que cambiarán las pruebas de acceso para obtener la titulación.

Asimismo y en una medida que recuerda a las películas norteamericanas, se pretende incorporar a los ciudadanos en la vigilancia de tráfico en las próximidades de los centros escolares, según dicen, para liberar a la policía de una tarea que pueden desempeñar los ciudadanos de a pie. En concreto el sector de la población implicada serían voluntarios, jubilados o condenados por delitos relacionados con la seguridad vial, que podrían así evitar la cárcel o multas económicas.

La Dirección General de Tráfico se ha marcado una serie de objetivos para los próximos diez años: ningún niño fallecido sin sistemas de retención infantil, reducción en un 25% del número de fallecidos entre los 18 y 24 años, un 10% en los mayores de 65 así como un 30% menos de atropellos. También, cero fallecidos en turismos de zona urbana, un 30% menos de muertes en moto, reducir a la mitad los turismos que superan los 20 km/h y los límetes de velocidad y bajar en un 1% los positivos de alcoholemia en los controles de tráfico.

Vía: La Razón

1 COMENTARIO

  1. Bueno mi opinión es que de base no me parece muy seguro esta medida puesto que la conducción se hará en coches normales por lo que no existirá la opción del copiloto de tomar el control del coche si es necesario.

    Me ha sorprendido la cifra de que en Suecia desde su puesta en marcha se haya reducido un 35% el número de siniestros, de todas formas pienso que en España no se conduce muy bien y me parece que muchas “malas costumbres” serán pasadas de padres a hijos.

Deja una respuesta