Uno de los coches más legendarios de la historia es el Ford Mustang, que en 2014 cumplirá 50 años. Es tal su importancia que, aunque nunca se vendió en Europa, acaba de ser reconocido como el coche clásico más deseado del viejo continente. Y es que el Mustang, protagonista de películas como Bullit, enamora hasta tal punto que la primera unidad vendida continúa en manos de la misma familia.

El nombre del Mustang (y su famoso emblema) procede de los caballos salvajes de Norteamérica (una palabra cuyo origen viene del español “mesteño”). Pero lo que poca gente conoce es que antes de que los Mustang recorriesen las carreteras, otros Mustang surcaban los aires, unos aviones de guerra extraordinarios que también se convirtieron en leyenda:

North American P-51 Mustang

Mustang P51El North American P-51 Mustang fue un avión de caza monomotor de largo alcance que entró en servicio con las fuerzas aéreas aliadas mediada la Segunda Guerra Mundial. Sus características técnicas y su rendimiento alcanzaron cotas sobresalientes. Era un avión, que con las sucesivas modificaciones, destacó por su velocidad, capacidad de aceleración, maniobrabilidad y sencillez de manejo, además de contar con una de las estructuras más sólidas entre los aviones de caza que participaron en el conflicto.

La importancia del P-51 Mustang es incuestionable. Fue un arma poderosa y versátil capaz de cumplir misiones tan variadas como la de escolta de largo alcance o el apoyo aéreo inmediato.

¿Cómo surgió? El P-51 Mustang surgió de la necesidad de disponer de cazas de largo alcance capaces de escoltar a los bombarderos aliados durante todo el trayecto que realizaban en las incursiones aéreas contra las ciudades de Alemania. Hasta la aparición del P-51 Mustang, las operaciones de bombardeo masivo sufrían muchas bajas a manos de los experimentados pilotos de la Luftwaffe (la fuerza aérea alemana). Con la aparición del prototipo del Mustang en 1940 y el inicio de su producción, llegaron centenares de estos cazas a Gran Bretaña y  ayudaron en la defensa de la ofensiva aérea.

Mustang P51 02Durante las grandes incursiones aéreas diurnas realizadas por la USAAF (Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos), el Mustang demostró ser el caza de escolta más completo del conflicto, dotando a las formaciones de B-17 Flying Fortress (fue un famoso bombardero pesado cuatrimotor de la Segunda Guerra Mundial) de una cobertura aérea segura y fiable. El P-51, en combate, demostró ser superior a los cazas alemanes Bf 109 y Fw 190.

North American F-82 Twin Mustang

North-American-F-82-Twin-Mustang 2El North American F-82 Twin Mustang fue un avión de combate de un diseño derivado del caza P-51 Mustang. Fabricado por el constructor aeronáutico estadounidense North American Aviation a mediados de la década de 1940, el Twin Mustang fue el último avión de combate con motor a pistón que entró en servicio en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Fue concebido para realizar misiones como caza de escolta de largo alcance durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la guerra finalizó antes de que las primeras unidades del lote de producción fuesen operativas, por lo que durante la postguerra, su rol cambió por el de caza nocturno para acompañar como escolta a los bombarderos Boeing B-29 Superfortress en misiones superiores a 3.000 kilómetros. Las versiones equipadas con radar del F-82 fueron empleadas de modo extenso por el Comando de Defensa Aérea, como reemplazo del caza nocturno P-61 Black Widow.

North-American-F-82-Twin-Mustang 3Realizó su primer vuelo en Inglewood (California) en el mes de abril de 1945. Al F-82 se le podían instalar cuatro depósitos desechables para combustible, con lo que podía superar fácilmente los 1.600 kilómetros. El North American F-82 Twin Mustang, bautizado con el nombre de Betty Joe y pilotado por Robert Thacker, efectuó un vuelo sin escalas entre Honolulu y New York el 28 de febrero de 1947, empleando 14 horas y 32 minutos, y siendo el vuelo más largo registrado por un caza con motor a pistón.

Más adelante, durante la Guerra de Corea (1950-1953) los F-82, con sus bases en Japón, fueron los primeros aviones de la USAF (United States Air Force) en entrar en combate durante la contienda. Los tres primeros aviones derribados de Fuerza Aérea de Corea del Norte fueron abatidos por F-82 de los EE.UU.

Entre sus características, el North American F-82 Twin Mustang era capaz de volar de seis a ocho horas escoltando a los aviones bombarderos. Tenía un peso vacío de 7.271 kilogramos (cargado tendría un peso de 11.622 kilos) y una velocidad máxima operativa de 740 km/h a 6.400 metros. Además, dentro de su armamento, el F-82 Twin Mustang portaba 25 cohetes de 127 mm, seis ametradalladoras Browning M2 de 12,7 mm., 400 proyectiles por arma interna y 270 por arma externa.

Fuente: WIkipedia (y 2)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta