Los nuevos sistemas de alumbrado que incorporan los más modernos turismos optimizan la luz irradiada por los faros, ofreciendo una mejor visibilidad y evitando deslumbramientos al resto de usuarios de la vía durante las horas en las que se oculta el sol.

Las lámparas halógenas supusieron un importante avance en la seguridad durante la conducción nocturna. Al incorporar un elemento halógeno, normalmente yodo, se consiguió un aumento en la intensidad de la luz. Se incrementó el campo de visión del conductor y supuso una mejora en materia de seguridad vial.

También la duración de estas lámparas se vio prolongada en comparación con las antiguas bombillas de incandescencia. Los componentes de los faros halógenos hacen que la luz se distribuya en el espacio que iluminan, alcanzando una longitud y una anchura limitadas.

Las lámparas halógenas van dejando paso a los cada vez más extendidos faros de xenón o a la moderna tecnología de iluminación basada en diodos emisores de luz o leds. La primera de las ventajas de los faros de xenón salta a la vista. La luz proporcionada es blanca, consiguiéndose de este modo un discernimiento de los obstáculos, señales de tráfico o peatones mucho más preciso. Esta luz blanca, muy parecida a la luz diurna, provoca una menor sensación de fatiga sobre el conductor y provocan menos accidentes.

La tecnología basada en los diodos emisores de luz, leds, se utiliza ya hace algunos años en los pilotos, los intermitentes o la tercera luz de freno, puesto que su función es la de advertir de la presencia del vehículo o de la maniobra efectuada por su conductor, pero no la de alumbrar. Los más modernos diseños también permiten hacer uso de este sistema de alumbrado en los faros delanteros.

Las nuevas luces de cruce o cortas también ofrecen un campo de visión más ancho para que el conductor pueda ver con claridad los bordes de la calzada. Existen en el mercado luces de carretera o largas que aumentan su intensidad para proporcionar una mayor visibilidad al circular a elevadas velocidades, y otros dispositivos hacen que se apague la luz de carretera y permanezca la de cruce al detectar los faros de otro vehículo que viene de frente, evitando de este modo posibles deslumbramientos.

Más información: Hoymotor

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta