El envejecimiento del parque automovilístico español comienza a ser preocupante. Eso es al menos lo que ha afirmado Juan Antonio Sánchez, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), en una rueda de prensa donde ha alertado que el 40% de los vehículos que circulan por las carreteras de nuestro país ha cumplido o supera los diez años.

Sánchez Torres esgrimió como principales causas, el descenso de un 40% en las matriculaciones de automóviles en los últimos tres años y el considerable aumento de la venta de los llamados coches “mileuristas”, esto es vehículos de bajo precio, con muchos kilómetros y de gran antigüedad.

Para intentar paliar esta situación, que entre otras cosas, pone en serio riesgo la seguridad en las carreteras, el máximo representante de Ganvam ha solicitado a las administraciones públicas un plan a nivel nacional que incentive el proceso para convertir en chatarra los coches más antiguos.

La cifra del 40% registrada en España es superior a la media de la Unión Europea, fijada en un 33,6%, y también a la de los dos principales mercados del continente, como Alemania con un 34,6%, Reino Unido, 25,2%, Francia, 33,6% o Italia con un 36,5%.

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor declaró que el Gobierno “no puede pasar por alto esta realidad”, ya que “puede tener graves consecuencias” no solo para la seguridad vial sino también para el medio ambiente.

Además, Sánchez Torres calificó como “paradójico” que mientras que la administración central esté poniendo en marcha medidas para incentivar la compra de vehículos eléctricos, con el objetivo de conseguir unas carreteras más limpias como alternativa de movilidad futura, por otro lado no se estén planteando ningún tipo de solución para los automóviles más viejos, mucho más contaminantes y peligrosos.

Por ello Sánchez Torres ha pedido la recuperación del “extinto Plan Prever” que ofrecía ayudas a la compra de vehículos nuevos y usados de menos de cinco años y la entrega del vehículo antiguo para convertirlo en chatarra.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta