Para todas las marcas el vehículo con el que comenzaron tiene un significado muy especial. La primera unidad producida es carne de cañón para museos y muchos fabricantes estarían dispuestos a todo por recuperarlo. Es el caso de Lotus, que está celebrando su 70 aniversario y por ello cree que no hay mejor momento para encontrar a su primogénito. El Lotus Mark I fue diseñado y construido por el mismísimo Colin Chapman y lleva en paradero desconocido las últimas décadas.

Corría el año 1948 cuando Chapman, con ayuda de su novia (y posteriormente mujer) Hazel, realizaba el Mark I tomando como base un Austin Seven. Este modelo que está considerado como el primer Lotus de la historia rápidamente sorprendió y se alzó con algunos premios. Con sus múltiples refuerzos y modificaciones, consiguió ser más capaz en competición. Originalmente mostraba su carrocería de aleación desnuda y posteriormente fue pintado en blanco y después en rojo.

Pero la ambición de Chapman hizo que rápidamente se pusiera a trabajar en otro vehículo, el Mark II. De esta forma, el primero de la serie fue vendido en 1950 por 135 libras (unos 150 euros al cambio actual). Del comprador solamente se sabe que residía en alguno punto del norte de Inglaterra. Y desde entonces se perdió la pista por completo al Lotus Mark I hecho a mano por Colin Chapman. Y ahora la marca británica está haciendo un llamamiento para intentar recuperarlo.

Piden a todos los entusiastas y coleccionistas que ayuden a localizar este llamativo vehículo con una historia tan singular. En los últimos años se ha estado investigando sin resultado, por lo que se piensa que el coche puede haber salido del Reino Unido. Incluso puede que haya sido desguazado ante el desconocimiento de algún usuario que lo haya tenido. Sin embargo, Lotus no pierde la esperanzar de encontrar al que consideran como su Santo Grial. Ojalá tengan suerte y podamos contarlo dentro de poco.

Fuente: Lotus / Fotos: Colin Chapman Foundation

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta