España quiere ser un referente en el futuro de la industria de la automoción. Con ese objetivo en el horizonte, la ciudad de Málaga ha sido escogida como la capital europea de los coches eléctricos en 2012, gracias a la puesta en marcha de la Smart Community Systems, un proyecto firmado por el gobierno japonés y un grupo de empresas niponas y españoles que pretende explorar las posibilidades comerciales de la movilidad eléctrica en las ciudades de nuestro país.

El acontecimiento supondrá la llegada a la capital andaluza de 200 vehículos de diferentes gamas impulsados por energía eléctrica, además de la instalación de hasta 220 puntos de recarga y 16 específicos de recarga rápida. Aún están por determinar los lugares donde serán ubicados, a falta de un estudio técnico que decida los espacios más idóneos.

Smart Community Systems es un programa liderado por Mitsubishi Corporation que cuenta con una inversión de 60 millones de euros. La ciudad de Málaga ha resultado escogida gracias a un proyecto puesto en marcha por Endesa y bautizado como Smartcity, que pretende estudiar el presente y el futuro de la automoción eléctrica en nuestro país.

Por otra parte, el trabajo de las administraciones públicas también ha sido fundamental para la elección de Málaga. El consistorio de la ciudad lleva años trabajando en siete líneas estratégicas relacionadas: movilidad sostenible, energías renovables, eficiencia energética, compra verde y planeamiento urbanístico respetuoso. Con estas medidas el Ayuntamiento pretende reducir la dependencia de los carburantes fósiles además de reducir en un 20% las emisiones contaminantes durante los próximos ocho años, o lo que es lo mismo 270.000 toneladas menos de dióxido de carbono.

Vía: 20minutos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta