El Consejo de Ministros del viernes aprobó una dotación de 10 millones de euros para ayudar en la compra de coches eléctricos, informó el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Es la misma cantidad que había el año pasado, aunque con cuantías más bajas. De estas ayudas podrán beneficiarse cuadriciclos, turismos, furgones, furgonetas y autocares eléctricos nuevos adquiridos por particulares, autónomos y empresas, matriculados a partir del 1 de enero de 2013.

El sobreprecio respecto a un modelo de motor de combustión es una de las realidades del vehículo eléctrico. De ahí que sea una buena noticia que se fomente la compra de estos vehículos limpios. La subvención máxima será de 5.500 euros en lugar de los 6.000 que había hasta el 2012, si bien

Los turismos y furgonetas con una autonomía superior a los 90 kilómetros con motor eléctrico podrán percibir 5.500 euros; los que recorran entre 40 y 90 kilómetros tendrán derecho a 3.500 euros en lugar de los 4.000 del año pasado, mientras que los vehículos con menos autonomía serán subvencionados con 2.500 euros en vez de los 2.000 anteriores. Las ayudas máximas por la adquisición de autobuses y autocares eléctricos también bajan, de 15.000 a 8.000 euros para los más ligeros y de 30.000 a 20.000 euros para los más pesados.

El plazo de solicitudes será hasta el 30 de octubre para vehículos ya matriculados, o hasta el 30 de agosto para aquellos pendientes de matricular en el momento de la solicitud.

¿Problemas de estas ayudas? El primero lo apunta Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) que criticó que esta medida no incluya incentivos a la adquisición de motocicletas, cuyas ventas triplican a las de coches. El motivo es su precio más asequible, bajo consumo, facilidad de recarga y duración de las baterías, “llegando incluso a triplicar la compra de coche de este tipo”, apuntan desde la patronal.

La organización indicó que la era de los automóviles eléctricos “está todavía por llegar”, tal y como se demuestra con los datos de ventas de este tipo de coches en el primer trimestre, con 70 unidades matriculadas, un 39% menos que en 2012, si bien . Estas cifras representan únicamente el 0,1% del objetivo de 70.000 vehículos establecido para el presente ejercicio, en el marco de la Estrategia Integral para el Impulso del Vehículo Eléctrico.

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó que el automóvil eléctrico “es la movilidad del futuro” y resaltó que alcanzará una cuota de mercado “algo más representativa dentro cinco o seis años, cuando consiga salvar obstáculos como su limitada autonomía o la falta de puntos de recarga”.

Fuentes: Moncloa, Ganvam

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta