Deloitte, una de las consultoras más respetadas, ha dado a conocer los resultados de un informe en el que ha analizado el comportamiento de los gobiernos ante la profunda crisis que ha vivido la industria del automóvil. En total, según los datos manejados, en el mundo se han llegado a mover 84.000 millones de euros en diversos paquetes de medidas destinadas a reactivar el sector.

España se ha situado en un más que respetable cuarto puesto, con un total de 5.168 millones de euros en ayudas a la industria automovilística de nuestro país. Por delante, tan solo Francia y Alemania, con 8.592 y 6.960 millones respectivamente, en Europa. En primer lugar, y de una forma muy destacada, Estados Unidos, que ha movilizado 40.640 millones de euros para el sector de la automoción. Es evidente, el destacado papel que juega esta industria del otro lado del Atlántico, de ahí la dimensión que han adquirido las inyecciones de capital por parte de la administración de Barack Obama.

Analizando el total del dinero destinado en estos planes, hay varios aspectos relevantes a considerar. Primero, del total comprometido, casi la mitad, 35.000 millones, ha ido a parar a proyectos para mejorar la eficiencia de los vehículos, en línea con los nuevos requerimientos de coches más respetuosos con el medio ambiente. Segundo, hasta un total de 16 países, los de Alemania, Austria, Corea del Sur, China, España, Estados Unidos, Francia, Irlanda, Italia, Japón, México, Holanda, Portugal y Reino Unido, han diseñado iniciativas con las que buscar una renovación de sus parques automovilísticos.

Al margen de las tan importantes cantidades de las que se hablan, lo que el estudio de Deloitte también refleja el futuro hacia el que se encamina el sector del automóvil. En sus conclusiones, se estima que, para el año 2020, de cada tres coches que se vendan en el mundo desarrollado, uno de ellos será un automóvil ecológico. Para las economías emergentes, las expectativas se rebajan a uno de cada cinco.

Fuente: Europa Press

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta