La pandemia global nos ha pillado a todos por sorpresa. La enfermedad no es mortal por sí misma, pero pone en jaque a nuestro sistema sanitario con la concentración de casos en un breve intervalo de tiempo, ya que no tenemos inmunidad: se trata de una enfermedad nueva. Toda la ayuda es poca y la industria automovilística está respondiendo.

De coches a milllones de mascarillas

Al igual que ocurre en Europa, la fábricas chinas tuvieron que cerrar para detener la pandemia. A finales de enero BYD (Build Your Dreams, el mayor productor de vehículos eléctricos mundial), tenía que detener su producción. Pero la filosofía oriental de apoyo al grupo es muy diferente a la actual y decidieron apoyar al país fabricando mascarillas que sirviesen para proteger a la población.

Wang Chuanfu, el presidente de la empresa, configuró un equipo condirectivos de las distintas divisiones y nada menos que 3.000 ingenieros.A finales de enero comenzaron a montar las instalaciones y ahora producen 5.000.000 de unidades diarias. La producción crece entre 300.000 y 500.000 unidades cada 24 horas.

 

Resulta alucinante la rapidez con que se ha diseñado la línea de producción y puesto en marcha. EL 90% de la misma ha sido creado por BYD, tal y como indican desde la marca. Y es que en apenas un día se suman entre cinco y diez máquinas de mascarillas a la procucción.

Suena a economía de guerra como cuando los fabricantes de coches europeos pasaron a crear tanques en la II Guerra Mundial. Lo es. en apenas tres días se crearon 400 diseños de equipamiento desde cero. Antes, se tardaba una semana para fabricar una máquina. En 15 días el producto estaba en el mercado. La compañçia llama a esto BYD Speed, «rapidez BYD».

También en menos de dos semanas la empresa consiguió poner en el mercado cientos de miles de litros de desinfectantes, algo que cuesta habitualmente dos semanas. Las plantas están

En cuanto al gel desinfectante, el logro es igual de impactante. El fabricante consiguió ponerlo en el mercado en menos de dos semanas. Lo habitual habría sido tardar dos meses. De momento BYD ha montado dos instalaciones en Shenzen, provincia de Guangdong en el sur de China para la fabricación de estos materiales sanitarios.

Respiradores a contrareloj

Además de protección, el gran problema de los servicios sanitarios mundiales es poder salvar a los enfermos que desarollan la enfermedad de manera grave. Es un bajo porcentaje del total, pero si se agolpan todos en las mismas fechas… el sistema colapsa. No hay camas suficientes ni respiradores para los casos más graves: hay que elegir a quién colocar los existentes… y eso eleva las cifras de mortalidad.

En Reino Unido los fabricantes de vehículos como Vauxhall (Opel en España) y otros como Airbus han abierto plantas para imprimir piezas en 3D. El objetivo: fabricar 20.000 ventiladores en dos semanas. Las plantas que habían cerrado (como en España), como la de Ellesmere Port de Vauxhall (programada para cerrar hasta el 27 de marzo) trabajan a contrar construir miles de dispositivos médicos que serán supervisados para que cumplan los requisitos que demanda un aparato tan delicado.

El presidente Boris Johnson solicitó ayuda y respondieron 60 empresas con capacidad para ensamblar máquinas, realizar diseños de alto nivel e impresión 3D para ayudar a las empresas que ya fabrican respiradores a producir más.

«Somos expertos en ensamblaje y producción en masa eficiente, sabemos cómo procesar y sabemos cómo apoyarlo”, dijo Helen Foord, jefa de relaciones gubernamentales en Vauxhall, propiedad del grupo automotriz francés PSA. «Hemos ofrecido nuestros servicios como planta de ensamblaje y también tenemos capacidad de impresión 3D en Ellesmere Port».

La producción podría implicar el uso de talleres de pintura de la fábrica de automóviles porque, a diferencia de las líneas de ensamblaje de vehículos, tienen condiciones de ambiente controlado similares a las requeridas para la fabricación de equipos médicos.

Es probable que las empresas no cobraran por prestar su experiencia o personal. Sin embargo, se cree que el gobierno pagará por los ventiladores terminados. Empresas como Rolls-Royce o Jaguar Land Rover, ya han dicho que están listas para ayudar a crear los ventiladores de cualquier manera que puedan.

Fuentes: Nius, The Guardian

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta