El Mazda 5, presentado en el Salón de Ginebra 2010, llegó al mercado español a finales de ese año para convertirse en una buena opción para aquellos que desean unmonovolumen compacto con posibilidad de tener siete plazas repartidas en tres filas de asientos (2+3+2). Además, fue el primero que introdujo las dos puertas traseras deslizantes en su segmento, que facilita mucho el acceso a las plazas traseras, Y todo ello con una aerodinámica excepcional que le confiere una estabilidad muy buena para tratarse de un monovolumen.

Desde su lanzamiento el coche apenas recibió algunas mejoras mecánicas, como el motor 1.6 diésel. Por eso ahora la marca japonesa ha decidido hacer unos ligeros retoques para que el Mazda 5 gane en comodidad y seguridad.

Para la seguridad, Mazda ha incorporado en la nueva versión espejos retrovisores exteriores plegables con intermitentes tipo LED integrados. Y para facilitar la conducción, el 5 dispondrá de intermitentes de “cambio de carril” que se activan con tan solo tocar la palanca.

Pero no acaban ahí las nuevas opciones. El monovolumen contará con una cámara trasera de ayuda al aparcamiento y un espejo retrovisor interior antideslumbramiento, según versiones, mientras que el puerto USB, la guantera iluminada y la ampliación del silenciador formarán parte del equipamiento base. Y ahora, el Mazda 5 raerá de serie un  kit antipinchazos, que según la marca contribuirá al ahorro de combustible.

El Mazda 5 también mejora su estilo, ya que puede elegirse en tres nuevos colores, Zeal Red, Jet Black y Meteor Grey. Y para el interior, el Mazda 5 dispone de una nueva tapicería y un nuevo salpicadero acabado en negro.

Galería de fotos:

Ver galeria (8 fotos)

Fuente: Mazda

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta