Ya desvinculada por completo de Mercedes, con quien estaba asociada en la Formula 1 y para quien fabricó el SLR, uno de los coches más rápidos del mundo, hasta finales del pasado año, McLaren se enfrentará ahora en las calles a los grandes fabricantes de superdeportivos.

Por eso McLaren acaba de presentar McLaren Automotive, cuyo primer fruto ha sido el MP4-12C, un biplaza de 600 CV de potencia. El coche se pondrá a la venta en 2011, pero la compañía asegura tener ya unos 1.600 pedidos que se podrán hacer firmes a partir del verano, cuando esté creada la red comercial que los distribuirá por 35 países. Cada vehículo costará unos 200.000 euros. McLaren ve como competidores principales a coches como el nuevo Ferrari 458, y otros coches cuyos precios se sitúan entre los 175.000 y los 245.000 euros

“Desde que estamos en la Formula 1 he visto desaparecer más de 100 escuderías. No podríamos subsistir sólo de ella” declaro Ron Dennis, antiguo máximo responsable de la escuderia y presidente de Mclaren Automotive.

El resultado es un coche con un motor de ocho cilindros en V, de 3,8 litros de capacidad, con dos turbos, uno por bancada de cilindros, con al menos 600 CV. Su desarrollo ha sido un trabajo en colaboración con un especialista británico que se encargará también de su producción. McLaren avisa de que que su motor será el que menos gramos de CO2 emita por caballo de potencia de toda la industria.

En lo que se refiere a la caja de cambios, ha sido desarrollada en colaboración con un fabricante alemán, que también se encargará de su producción. No han informado sobre el nombre de esta compañía, pero puede ser la misma que trabajó con el Grupo Volkswagen para poner a punto el cambio del Bugatti Veyron.

El conductor dispondrá de tres programas de ajuste de la suspensión, dirección, respuesta del motor y otros tanto para el cambio. Así, podrá mantener el programa de suspensión más confortable y de de caja de cambios que suponga los cambios más rápidos. Pero nunca podrá desconectar las ayudas a la conducción. “No es socialmente aceptable dejar tal posibilidad en un coche para conducción en tráfico abierto con 600 CV. No todo el mundo es Lewis Hamilton”, explican desde McLaren.

En lo que se refiere a la puesta a punto del chasis, se han utilizado los mismos sistemas que en la Fórmula 1, incluido el simulador. Esto les ha permitido llegar a unos reglajes satisfactorios en un corto periodo de tiempo.El objetivo no es el ahorro de dinero sino que los parámetros que se han empleado son los mismos que en los coches de competición.

En cuanto al diseño, es obra de Frank Stephenson-Santos, que en septiembre pasado reapareció en McLaren después de su súbito abandono del Grupo Fiat, en el que había entrado para controlar el diseño de Maserati y Ferrari, saltando a continuación al centro de diseño de Fiat y Lancia para finalmente hacerse cargo del de Alfa Romeo. En los últimos 10 meses ha realizado la carrocería definitiva del coche, logrando el aprobado por parte de la dirección de la compañía. Se muestra especialmente satisfecho de haber logrado una posición de conducción realmente baja respecto al suelo, casi como en un Fórmula 1, lo que debe en parte a la estructura en fibra de carbono del bastidor.

Fotos del McLaren MP4-12C:

Ver galeria (10 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta