El pasado año ya empezamos a hablar del esperanzador futuro de McLaren. La marca británica presentó su plan de negocio Track 22, por el que anunciaba hasta 14 nuevos modelos en los próximos 5 años y el objetivo de alcanzar las 5.000 unidades anuales. Ahora quieren ir un paso más allá con el plan de negocio Track25, una evolución del anterior que pretende llegar al 25 aniversario de la marca con grandes novedades.

La primera y la más importante es la apuesta por la hibridación. McLaren se ha comprometido a que todos sus modelos sean híbridos en un plazo de siete años. Para 2025 todos sus deportivos tendrán un componente eléctrico sumado a la potencia de los motores de combustión tradicionales. Esta medida será llevada a cabo sin comprometer la conducción ni las sensaciones. Ya se habla de una batería de alta potencia y un sistema de carga rápida con una autonomía de más de 30 minutos en circuito.

La firma de Woking fue una de los pioneras que apostó por la hibridación en superdeportivos cuando lanzó el McLaren P1. Aunque en la actualidad el McLaren Senna no tiene ese componente eléctrico, ya adelantan que habrá un sucesor del P1. Será uno de los 18 nuevos modelos que llegarán en los próximos siete años, el objetivo renovador de la marca. También creen que conseguirán aumentar la producción anual a las 6.000 unidades, un 75 % más de la cifra actual.

Los nuevos deportivos de la marca tendrán una filosofía muy clara: ser los más ligeros de su segmento. McLaren va a invertir nada menos que 50 millones de libras para un nuevo centro tecnológico que tendrá como objetivo el desarrollo de componentes ligeros, el McLaren Composites Technology Centre (MCTC). Otras de las mejoras en la agenda de la firma es la experiencia del usuario y la expansión a nuevos mercados.

Fuente: McLaren

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta