1949. Año anotado en la agenda de Mercedes. Llega el diesel para el gran público. Su éxito casi discutible estuvo en la mano del Mercedes 170 D. Discutible porque los medios de comunicación de la época no utilizaban la mejor de las publicidades para que el diesel tuviese la capacidad necesaria para despegar. Aún así, para Mercedes la creación de dicho modelo fue un paso adelante y necesario.

Mercedes 170 D de 1949.
Mercedes 170 D de 1949.

Si retomamos un momento la historia nos daremos cuenta que el nacimiento de los motores diesel sufrieron muchos avatares antes de alcanzar el éxito deseado. Por lo que Rudolf Diesel tuvo que terminar sus días sin tener la oportunidad de disfrutar de cerca de un automóvil motorizado con un motor de su cosecha propia. Falleció en 1913 y tuvieron que pasar 11 años hasta que llegó al mercado un Mercedes de, alrededor, 5 toneladas, con motor diesel que tuvo la ocasión de presentarse en la Exposición Internacional de Ámsterdam en 1924.

Pero fue la llegada del anterior modelo y a partir de entonces, comenzaron a surgir modelos y más modelos. Entre las firmas que apostaron por nuevos motores fueron Packard y Auburn de Estados Unidos, frente a las europeas Citroën, Peugeot, BMW y Hillman. Eso sí, crearon dichos modelos, pero nunca bajo su propia firma. Quizá por el temor a apostar por algo demasiado nuevo y, en ocasiones, denostado.

1936 será la fecha elegida para la llegada oficial de modelos con motor diesel. Será en el Salón del Automóvil de Berlín. Allí, aparecerán tanto un Mercedes 260 D como un Hanomag Rekord D.

Interior del Mercedes 170 D.
Interior del Mercedes 170 D.

Pero de pronto, el mundo decidió parar su civilización y adentrarse en la segunda guerra mundial. Tuvo que ser al término de esta cuando, de verdad, llegó la popularización del diesel. Y quien mejor para hacerlo que un modelo de Mercedes. Mercedes 170 D se presentó ante el gran público en abril de 1949. Aunque a la venta directa llegaría en 1955. Dos fechas ilustres para el gran abanico del motor.

A pesar de que para la prensa extranjera el Mercedes 170 D no tenía un motor a imitar, desde la prensa española se defendió con gran inteligencia. “Un coche que reúne una economía de explotación que casi raya en lo increíble, juntamente con un excelente rendimiento, seguridad y comodidad de marcha”. Pero ahí no acababan los alardes para esta nueva grata invención. Los medios aseguraban que el arranque del motor se podía llevar a cabo sin ningún tipo de problema. Incluso en épocas en las que el tiempo era desolador en lo que a temperaturas bajas. Y es que sus bujías de incandescencia junto al equipo eléctrico de 12 v hacían posible, lo imposible.

Mercedes 170 D era capaz de alcanzar los 100 km /h. Si tomamos la delicada decisión de comparar este motor diesel con un motor de gasolina de la época, veremos que no existían grandes diferencias sobre el funcionamiento. Seguramente el motivo principal es que el primero de ellos estaba montado sobre tacos de goma.

La prensa también era capaz de apostar por el modelo y su gran rendimiento tanto en ciudad como en carretera. Claro, que seguramente la apuesta que hacían desde los medios de comunicación también tenía gracias a que el modelo estaba en la lista del fabricante de la estrella. Y no apostar por él, hubiese sido un enorme error.

Mercedes 170 D protagonista de una exposición.
Mercedes 170 D protagonista de una exposición.

El motor diesel fue un derivado del de gasolina. Conservó la misma cilindrada y la construcción del mismo. Aunque hubo varios retoque importantes a nombrar como la culata y el cigüeñal. También se elevó su relación de comprensión. A este se le sumó una bomba de inyección y bujías de precalentamiento. Estas modificaciones causarían una variación importante. Si el 170 gasolina contaba con 45 CV a 3600 rpm, el diesel contó con 38 CV a 3200 rpm. Lo que le provocó un rendimiento más que considerable. 100.000 km recorridos antes de superar cualquier tipo de revisión. ¡Ojalá pudiéramos contar con este último dato en la actualidad!

En 1950 habrá una evolución. Se presentará el modelo 170 Da. A esta nueva revisión se le suma un maletero exterior. Y el motor varía de un 1697 cc a un 1767 cc. Dos años más tarde, en el 52, llegaría su sucesor, el 170 Db. La diferencia estribaba en un capó lateral. Además se elaboró una furgoneta de dos puertas.

En total, 3 versiones. 170 D, 170 Da y 170 Db. 33.823 unidades en total. Su precio, 9.200 marcos. 1.400 marcos más que uno de gasolina. Quizá si os comentamos que en aquella época un Volkswagen escarabajo costaba 4.800 marcos, os lo hayamos comentado todo. En España su precio alcanzó las 160.000 pts.

El 170 D fue el primer modelo Diesel. Un coche con un acabado impresionante. Una construcción impecable. Tuvo a su alcance un motor potente y un gran frenado. Su dirección era precisa, lo que aumentaba su confort y estabilidad. Si hay que destacar un defecto, el motor. Se calentaba y tomaba la decisión de musicalizar el recorrido. Su sinfonía ruidosa, sólo al ralentí, le condujo a un apodo muy conocido en nuestro país, Lola Flores. Su castañeo le sirvió para llevarse en su zurrón, el nombre de ‘La Faraona’.

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta