La historia de la industria de la automoción tal y como hoy la conocemos seria impensable sin la presencia de Mercedes. La compañía fue desde sus inicios el gran emblema del diseño y el poderío técnico alemán cuya presencia en el mercado se ha consolidado hasta convertirse en una de las principales firmas del sector.

Mercedes tiene una larga historia llena de recuerdos imborrables. En 1955, el Mercedes 300 SLR Uhlenhaut Coupe se convirtió en el primer vehículo capaz de superar la hasta la fecha imbatible barrera de los 280 kilómetros por hora.

Pese al rotundo éxito y en una maniobra que la que todavía hoy se desconocen sus motivos reales, Mercedes decidió no comercializar el vehículo, según dijeron porque la década de los 50 no era un momento especialmente idóneo para el lanzamiento de un prototipo capaz de alcanzar los 310 caballos.

El vehículo llegó a participar en el Campeonato Mundial de Superdeportivos, donde llegó a conseguir varias victorias. En la actualidad solo se conservan dos unidades que descansan desde hace años en el museo del fabricante alemán.

Ahora, casi 60 años después, un grupo de ingenieros ha querido revivir a uno de los vehículos emblema de Mercedes, con la fabricación de una replica que mantiene una notable diferencia con el original, y es que está fabricado a partir de 10.000 piezas de metal reciclado.

Los responsables del logro es un equipo humano formado por Armin Ciesielski, Brakel Peter y Walter Willer, ingenieros de la compañía Giganten aus Stahl (Gigantes del Acero) y que han logrado, tras siete meses de duro trabajo, el vehículo más grandes jamás fabricado con material reutilizado. “El Uhlenhaut Coupe es un Mercedes muy especial y queríamos hacer una réplica”, ha declarado Ciesielski.

No tenían fácil superar su récord, ya que había hecho antes otros coches con miles de piezas como un Mercedes SSLK, un Mercedes Targa Florio, un Oldtimer Tiger 150 y hasta un Porsche 550 GT. Como buenos alemanes, no podía faltar en su catálogo un Auto Union aunque también han demostrado su pericia con clásicos italianos como el Bugatti T-35 y han hecho incursiones en el campo de las motos americanas, como las Harley Davidson.

Ahora pretenden sacar tajada con la puesta a la venta del vehículo por un precio que ronda los 70.000 euros.

Vía: La Información

Fotos: ( Vía Giganten aus Stahl)

Ver galeria (15 fotos)

2 COMENTARIOS

  1. Es un alivio encontrar a alguien que realmente sabe lo que están hablando en la red . Queda claro, que sabes cómo llevar un tema a la luz y que sea adictivo. Más internautas tiene que leer esto.

  2. Estoy sorprendido de encontrar blogs donde leer informacion tan necesaria como esta. Gracias por facilitar este articulo.

    Saludos

Deja una respuesta