La nueva oferta Roadster SL cuenta con un poderoso AMG entre sus filas. Se trata del nuevo SL 63 AMG, como muestran sus siglas, ultimado por la división deportiva de Mercedes-Benz e impulsado por un descomunal 5.5 V8 de gasolina con doble turbocompresor que en versión estándar fija 537 CV, pero que con pack AMG Perfomance opcional escala a 564 CV.

En prestaciones , no anda mal el “muchachote”: acelera desde parado hasta 100 km/h, en 4,2 segundos y fija un austero consumo (según la marca de la estrella) promedio de 9,9 l/100 km. En cuanto a la velocidad punta, de serie está fijada por la electrónica en 250 km/h, pero con el citado pack AMG Perfomance asciende a 300.

Monta tracción trasera, y se conecta a una caja de cambios auto secuencial de doble embrague AMG Speedshift MCT por medio de un convertidor hidráulico de par y embrague en baño de aceite. Ofrece 4 modos: Confort, Sport, Sport Plus y Manual, seleccionables a través de un mando giratorio situado junto al selector del cambio. La diferencia entre unos y otros estriba en la rapidez con la que se producen los engranajes de marchas (lleva siete): un 20, un 40 y hasta un 50% más rápidos, claro está, sacrificando algo de comodidad.

En cuanto a los frenos, los delanteros son de 390 mm y los traseros de 360, con sobreprecio de material carbocerámico, más resistente y longevo al trato intensivo. La dirección es servoeléctrica variable, y las llantas de 19 pulgadas, con cubiertas delanteras de medida 255/35 y traseras 285/30.

A destacar entre sus posibles equipamientos, el techo de vidrio (en el tramo superior) Magic Sky Control, que se puede sobreoscurecer con tan solo pulsar un mando; el sistema de calefacción de nuca Airscarf; la protección precolisión Pre-Safe; los sensores de alerta por cambio no deseado de carril y de obstáculos en los ángulos ciegos cuando para desplazarse lateralmente en autovía/autopista; el programador activo de velocidad Disctronic Plus; o el paravientos, el alumbrado de xenón adaptativo, la navegación con cargador de DVD, el supervisor de la atención del conductor y la suspensión de flexibilidad variable, estos últimos incorporados al precio de entrada.

Galería de imágenes del Mercedes Benz SL AMG63:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta