El Mercedes-Benz SLK 55 AMG es la versión más potente de la gama. Tiene un motor de gasolina con una cilindrada de 5,4 litros y 360 CV de potencia. Este va asociado a un sistema de tracción trasera y a una caja de cambios automática de siete velocidades. Este deportivo alcanza una velocidad de 250 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos.

La caja de cambios, que la marca denomina AMG Speedshift 7G-Tronic, tiene dos modos de funcionamiento. El conductor podrá escoger entre el modo S (sport) o el M (Manual). La dirección que lleva de serie es una opción en el resto de versiones SLK. Tiene asistencia variable en función de la velocidad además de desmultiplicación variable. De esta manera, el mismo grado de giro del volante hace que el coche gire más cuando se circula a baja velocidad  y menos cuando se va más deprisa.

Mercedes-Benz Clase SLK 55 AMG
Mercedes-Benz Clase SLK 55 AMG

El SLK 55 MG está en venta desde 78.900 € sin elementos opcionales de equipamiento. La versión más económica del SLK tiene un precio de partida de 41.950 € sin elementos extra de equipamiento y con un motor de gasolina 200 K de 184 CV.

Los cambios con respecto al resto de las versiones no sólo se encuentran en el motor, que es el más potente de la gama. De serie lleva unos frenos, ruedas y suspensión diferente al resto. En el caso de los frenos, son de fundición de hierro atrás y perforados delante.

El equipamiento del Mercedes-Benz SLK 55 AMG es muy amplio y tiene elementos muy interesante. De serie lleva airbags laterales de torso, arco de seguridad, control de estabilidad (ESP), control de tracción (ASR), retrovisores exteriores calefactados y abatibles eléctricamente, Tempomat, Speedtronic, asientos delanteros con calefacción, asientos deportivos AMG, climatizador, cristales calorífugos verdes, alerón AMG en el maletero, cuadro de instrumentos AMG, dos salidas dobles de escape AMG, cuero de napa, interior en aspecto de aluminio, paquete estético AMG (faldones delantero/ trasero/ laterales), volante deportivo ergonómico en cuero, Bluetooth básico, llantas de aleación AMG 18” y listones de umbral AMG.

El cliente puede añadir otros elementos opcionales como luz para curvas, faros bixenón, discos de freno ventilados de material compuesto, control distancia aparcamiento trasero, control distancia aparcamiento delantero, tren de rodaje AMG Performance, calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF, aviso de pérdida de presión en neumáticos, climatizador de confort THERMOTRONIC, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, volante deportivo ergonómico AMG en cuero/Alcantara negro, volante AMG Performance, molduras de fibra de carbono AMG, COMAND APS con disco duro de navegación y alarma antirrobo con seguro antirremolque entre otros.

Fotos del Mercedes-Benz Clase SLK 55 AMG

Ver galeria (8 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta