Mercedes lleva muchos años haciendo prototipos que adelantan el futuro con diseños imposibles o tecnologías de vanguardia. La mayoría de ellos no tienen conexión, sino que responden a las necesidades del momento. Pero en los últimos años hemos podido ir viendo una saga que se completaba, la de los ‘Mercedes F’. Esta serie de prototipos comenzó en 1991 con el F 100 y se ha extendido hasta 2015 con el F 015.

Mercedes-Benz F 100 Concept (1991)

El primero de la saga fue uno de los más avanzados. El Mercedes-Benz F 100 Concept fue presentado en el Salón de Detroit de 1991 con una carrocería tipo monovolumen con puertas correderas que se llevaban parte del techo y carecía de pilar B. El conductor iba sentado en el centro, en un puesto de conducción bastante futurista para la época que contaba con fax, teléfono o control por voz. Destacaba la gran superficie acristalada y los paneles solares del techo, capaces de proporcionar energía. Como nota curiosa, fue el primer Mercedes con tracción delantera, algo que no se llevo a producción hasta 1997.

Mercedes-Benz F 200 Imagination Concept (1996)

El Mercedes-Benz F 200 Imagination Concept llegó en el Salón de París de 1996 y fue muy distinto. Se trataba de un coupé de grandes dimensiones, algo así como un adelanto para el diseño de la Clase S y del CL. Destacaban sus puertas de apertura tipo mariposa (luego adaptadas para el SLR McLaren), el techo panorámico que se podía oscurecer o cámaras en vez de retrovisores. Aunque probablemente lo que más llamaba la atención es la ausencia de volante y pedales, se controlaba mediante unos joysticks.

Mercedes-Benz F 300 Life Jet Concept (1997)

El Mercedes-Benz F 300 Life Jet Concept rompía con todo lo anterior que había hecho la marca. Se trató de un vehículo de tres ruedas (dos ruedas delante y una atrás) presentado en el Salón de Frankfurt de 1997. Contaba con un sistema de inclinación electrónico activo para mejorar su comportamiento dinámico. El chasis estaba hecho de aluminio y la mecánica provenía de un Clase A, montaba un 1.6 de gasolina de cuatro cilindros con 102 CV de potencia.

Mercedes-Benz F 400 Carving Concept (2002)

Con el Mercedes-Benz F 400 Carving Concept se siguió la estela de prototipos peculiares. Se trató de un llamativo descapotable biplaza sin parabrisas y con unas puertas de tijera. Una de sus mayores peculiaridades fue el sistema que variaba automáticamente el ángulo de incidencia del neumático con la carretera. El chasis estaba muy desarrollado y permitió introducir un potente motor V6 de 3.2 litros.

Mercedes-Benz F 500 Mind Concept (2003)

Con el Mercedes-Benz F500 Mind Concept se volvió ligeramente a lo anterior. En el Salón de Tokio de 2003 llegó este monovolumen que destacaba por versatilidad. Introducía un concepto que permitía abrir sus puertas traseras de forma tradicional o inversa. En el interior estrenaba unos pedales sensibles a la presión. Contaba con un sistema de iluminación láser con infrarrojos que le permitía tener visión nocturna. Fue de los primeros híbridos con un motor V8 diésel que recargaba unas baterías.

Mercedes-Benz F 600 Hygenius Concept (2005)

El Mercedes-Benz F 600 Hygenius Concept fue un modelo más compacto, que también buscaba una gran habitabilidad experimentando con la apertura de las puertas. Aunque su mayor aportación fue la mecánica movida por hidrógeno, pues utilizaba una pila de combustible junto a una batería y podía generar hasta 115 CV. Tenía una autonomía de 400 kilómetros y su consumo medio era de 2,9 l/100km, muy destacada para la época.

Mercedes-Benz F 700 Concept (2007)

Con el Mercedes-Benz F 700 Concept se volvió a experimentar en el campo de las grandes berlinas. Contaba con una imagen bastante arriesgada y destacaba por tecnología. La suspensión Pre-Scan era capaz de leer la carretera para anticiparse (algo que ya hacen algunos modelos de producción). Montaba un motor diésel ‘DiesOtto’ biturbo de cuatro cilindros y solo 1.8 litros que desarrollaba 240 CV y un consumo de solo 5,3 l/100km.

Mercedes-Benz F 800 Style Concept (2010)

El Mercedes-Benz F800 Style Concept también se trataba de una berlina y venía a adelantar las líneas del futuro CLS. Llamaba la atención su diseño fluido y las puertas traseras correderas. Contaba con bastantes tecnologías de seguridad y venía con dos mecánicas diferentes. Por un lado un híbrido enchufable con un motor de gasolina V6 y otro eléctrico y por el otro una versión de pila de combustible con 600 kilómetros de autonomía.

Mercedes-Benz F 125! Concept (2011)

El Mercedes-Benz F125! Concept que llegó en el Salón de Frankfurt de 2011 se trataba de un coupé de gran tamaño con unas impresionantes puertas en forma de alas de gaviota. El interior era muy futurista y su mecánica avanzada. Montaba cuatro motores eléctricos, uno en cada eje, la energía era provista por una célula de combustible que le permitía superar los 1.000 kilómetros de autonomía. Además era rápido, aceleraba de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y su punta era de 220 km/h.

Mercedes F 015 Luxury in Motion (2015)

El más reciente de los lanzamientos de esta saga ha sido el Mercedes F 015 Luxury in Motion. cambió de paradigma al centrarse en la conducción autónoma y a ello responde su diseño exterior. Destaca por sus llamativas luces y por la capacidad de proyectar mensajes en el suelo. A través de sus puertas suicidas se entra a un habitáculo amplio,con asientos volteables y cargado de tecnología. Se mueve gracias a un sistema de célula de combustible que alimenta a una mecánica eléctrica y le permite alcanzar una autonomía de 1.100 kilómetros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta