Con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt 2019, la firma de la estrella acaba de reforzar su nueva línea SUV con la adición del Mercedes GLE 350 de 4Matic. Al igual que ya lo hicieran hace unos meses la Clase C y Clase E, el GLE 350 de 4Matic combina potencia y eficiencia gracias a la combinación de un motor diésel y otro eléctrico.

Mientras que las berlinas hacen gala de una batería de iones de litio de 13,5 kWh relativamente pequeña, Mercedes ha dispuesto al GLE 350 de 4Matic de una unidad considerablemente mayor. De hecho, con 31,2 kWh de capacidad, es la batería más grande que jamás se haya usado en un vehículo híbrido de producción en serie. El resultado es una autonomía de hasta 106 kilómetros en modo 100 % eléctrico bajo ciclo de homologación NEDC.

El corazón de combustión interna es un bloque turbodiésel de cuatro cilindros y 1.950 centímetros cúbicos. Está colocado longitudinalmente y desarrolla 192 CV y 350 Nm. Está respaldado por un motor eléctrico de 136 CV y 440 Nm colocado en el interior de la caja de cambios automática de nueve relaciones. En conjunto, son capaces de entregar hasta 320 CV y 700 Nm con un consumo ponderado de 1,1 l/100 km y 25,4 kWh/100 km.

El Mercedes GLE 350 de 4Matic tan solo entrega 10 CV menos que el más potente de la gama, el GLE 400 d

Esas cifras son suficientes para lanzar a este gran SUV hasta los 210 km/h (limitados electrónicamente) y acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. En modo eléctrico puro, el Mercedes GLE 350 de 4Matic limita su velocidad a 160 km/h. En la línea de los últimos lanzamientos electrificados, también cuenta con capacidad para asumir carga rápida. Con una toma de 60 kW, Mercedes afirma que necesita 30 minutos para hacer una carga completa.

Para conseguir una carga del 10 al 80 %, tan solo necesita 20 minutos. En caso de enchufarlo una toma de corriente wallbox, el proceso tomará una hora y media, pudiendo alargarse hasta cinco horas si se usa un enchufe doméstico convencional. Al rediseñar el extremo trasero del GLE, Mercedes ha creado más espacio para colocar una batería más grande, lo que deriva en una pérdida marginal de espacio para el equipaje en comparación con las versiones estándar. Pasa de una capacidad total de 2.055 litros a 1.915.

Aquellos que necesiten remolcar notarán en este modelo las bondades del sistema híbrido diésel. Su capacidad de remolque es de 3.500 kilos, y el sistema “Trailer Maneuvering Assist” controla el ángulo de dirección del coche para facilitar la maniobra de marcha atrás cuando llevamos algo enganchado detrás. El Mercedes GLE 350 de 4Matic se encuentra entre los 20 modelos híbridos enchufables que la firma germana tiene planteado lanzar a lo largo de 2020.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta