El Mercedes-Benz 300 SL es uno de los modelos más carismáticos de la historia del automóvil. Del ‘alas de gaviota’ (el modelo coupé también conocido como Gullwing) solamente se fabricaron 1.400 unidades, mientras que del descapotable se hicieron alrededor de 1.800 ejemplares. Este es uno de los motivos por el cuál, en la actualidad, se vendan por varios millones de euros en subastas. Ahora volverá a la vida una pequeña parte de este modelo.

El Mercedes-Benz 300 SL W198 se fabricó entre los años 1954 y 1958, heredando muchos de los elementos que tenía el W194 de competición. Uno de ellos era la tapicería interior en tela, con motivo de cuadros y combinando varios colores. Había tres combinaciones, la L1 (azul y gris), la L2 (rojo y verde) y la L3 (verde y beige). La primera fue la preferida de la época y alrededor del 80 % de unidades salieron con esta composición.

Otra de las opciones era una tapicería de cuero, algo más cara que la tela. El caso es que la mayoría de 300 SL en la actualidad no conservan este elemento original, sino que se les ha sido sustituido a lo largo del tiempo. Por eso el departamento Mercedes-Benz Classic vuelve a ofrecer la tapicería original a los clientes que se interese por ella. El precio de la pieza de 1×1,4 metros es de 184,45 euros impuestos incluidos (en Alemania).

La tapicería de tela original del Mercedes-Benz 300 SL cuenta con una serie de ventajas. La fibra es totalmente transpirable, aguanta bien la humedad gracias al uso de la lana, que además no deja rastros de olor. Esta tela de gran calidad se realiza con hilos más finos y tejidos formando cuatro capas para que su resistencia a factores como la luz o el calor sea mucho mayor. Un guiño al pasado que seguro que gusta a los seguidores más puristas.

Fuente: Mercedes

Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta