La situación de algunos fabricantes está siendo bastante crítica por la actual crisis causada por el COVID-19. Ahora parece que se van a tener que reajustar producciones y presupuestos a nivel mundial, llegando a extremos como el que tratamos hoy. Mitsubishi no lanzará más coches en Europa hasta nuevo aviso, lo que quiere decir que mantendrá sus modelos actuales hasta que finalicen su ciclo comercial y luego los retirará.

Por lo tanto suena a despedida de la marca japonesa de nuestro continente, algo que ya se podía adelantar tras ver los planes de la Alianza Renault-Nissan- Mitsubishi. Una de las premisas era que cada uno se centrase en su zona, siendo Renault la que destacaría en Europa. Mitsubishi, con el objetivo de reducir un 20 % sus costes fijos, se centrará en la ASEAN, pues es en países como Tailandia, Indonesia, Malasia, Singapur o Filipinas donde tiene mayor presencia actualmente. También apostará por el desarrollo de su negocio en África, Oceanía y Sudamérica.

De esta forma, Europa se queda fuera de la ecuación de Mitsubishi a largo plazo y todo apunta a que terminará desapareciendo de aquí cuando los modelos actuales queden desfasados. De hecho, al no ir renovando sus vehículos actuales será imposible que alcance las normativas de emisiones europeas y eso se traduce en el pago de multas abultadas. Por otro lado, algunos ejemplares que ya están confirmados y que no llegarán a pesar de la buen repercusión que podrían tener en este continente.

Hablamos de un nuevo Mitsubishi Outlander, que ha sido uno de los híbridos enchufables más vendidos y que llegará con novedades interesantes a otros mercados. También se habla de un modelo eléctrico, otro SUV, otra pick-up y un nuevo monovolumen. Todavía habrá que esperar para ir viendo la evolución de Mitsubishi hasta 2022, que podría ser la fecha de salida de Europa. Otro mercado importante del que podría prescindir en el futuro sería el de Estados Unidos, donde Nissan tiene más presencia. 

1 COMENTARIO

Deja una respuesta