No soy partidario de en un conflicto donde hay dos partes implicadas culpar a una de ellas de los males mayores. Sin embargo y hay que ser realistas y autocríticos, aunque todos alguna vez hemos entrado en cólera por la actitud irresponsable de algunos de ellos, los motoristas son la parte de la ecuación más débil en carretera.

Aunque repito, es ya tradicional culparles de la mayoría de los accidentes en los que se ven implicados, un estudio realizado por la Fundación Mutua Madrileña se ha encargado de romper con los tópicos. Según el mismo, los usuarios de moto son responsables únicamente del 25% de los accidentes en los que se ven implicados, o lo es que es lo mismo, en 7 de cada 10 casos es el coche el factor desencadenante del siniestro.

Entre las causas, asegura Mutua Madrileña, de los casos no provocados por los motoristas, destacan los registrados por la circulación en paralelo con otros vehículos (las motos no son vistas por el “ángulo muerto”), los alcances traseros a las motos por los automóviles, y las distracciones de los conductores de otros vehículos.

Otra de las conclusiones que más llaman la atención es que las motos sufren un porcentaje menor de accidentes que los coches. Concretamente un 8% a dos ruedas frente al 19% a cuatro.

Sin embargo son los motoristas los que suelen llevarse la peor parte ya que hasta el 72% de los accidentados ha sufrido algún tipo de herida, mientras que en el caso de los usuarios de coche la cifra se reduce drásticamente hasta el 11,5%. Debido al buen tiempo, los meses de verano son los de mayor índice de siniestralidad entre los motoristas. No en vano es en junio, julio, octubre y noviembre cuando se concentran el 40% de los accidentes de moto que se producen en España.

Vía: Motociclismo

1 COMENTARIO

  1. Y la DGT quiere paliar la accidentabilidad controlando más a los moteros. Si consiguen que no cojan la moto se acabarán los accidentes.

Deja una respuesta