La división de McLaren Special Operations (MSO), además de crear ediciones especiales únicas y personalizar los coches ya existentes a los gustos de cada cliente, también se dedica a restaurar los modelos más veteranos de la marca, como el McLaren F1. Bueno, el único existente antes de la llegada del MP4-12C en 2011.

Tras 18 meses de trabajo y más de 3.000 horas de trabajo, este McLaren F1 con número de chasis #63 ha recibido una restauración completa. De hecho, incluso me atrevería a decir que luce mejor que cuando salió de fábrica en a mediados de la década de los 90. MSO no dejó ningún elemento intacto, todo fue retirado, restaurado y repuesto en el chasis de este superdeportivo de ensueño.

El primer paso fue retirar la carrocería, el motor y la transmisión. El interior se retapizó en el mismo cuero Semi Aniline original, una opción única cuando el coche se puso a la venta en 1993. Posteriormente, el habitáculo se forró al completo con cuero Woking Grey, un color inspirado en el techo sobre el antiguo cuartel general del fabricante británico en Albert Drive, Reino Unido. La moqueta que cubre el suelo también luce el mismo tono.

Los tres asientos van a juego, quedando el del conductor resaltado por una sección central de Alcántara roja perforada. Con más cuero Woking Grey reviste el salpicadero, y el volante es tan original como nuevo. Su propietario conservará el aro original con el fin de mantener la referencia histórica, pero se ha instalado uno de nueva factura extraído del almacén de piezas originales del F1 que McLaren ha guardado durante décadas.

Cuando tanto el interior como el exterior fueron restaurados, MSO comenzó a meter mano sobre el bloque V12 de 6.1 litros de origen BMW. El motor fue reconstruido de arriba abajo, y fue testado en un dinamómetro para garantizar que emitía los mismos 627 CV de potencia y 652 Nm de par motor a las ruedas traseras. Asociado a una transmisión manual de seis velocidades, podrá seguir alcanzando los 391 km/h de velocidad máxima.

El eje de transmisión, las llantas de aleación, la suspensión Bilstein y el equipo de frenado Brembo fueron devueltos a sus respectivos fabricantes para recibir una nueva vida. Tras una serie final de pruebas en carretera y pista, McLaren verificó al chasis #63 apto para ser devuelto a su propietario. Una vez que el interior fue completado, McLaren repintó la carrocería. Este F1 se entregó originalmente en Magnesium Silver. MSO tardó cerca de 900 horas para lograr un resultado perfecto.

Cada McLaren F1 que completa el nuevo programa de restauración de MSO recibe un certificado de autenticidad que da fe de la originalidad del coche y todos los detalles que implican al modelo en cuestión. El propietario de este McLaren F1 también recibió un libro ilustrado que documenta la historia del superdeportivo británico junto con un Genesis Speed ​​Form, un modelo a escala diseñado mediante el escáner con láser 3D del vehículo original.

Teniendo en cuenta que se vendió un ejemplar en subasta con especificación LM de carretera por 18 millones de euros, el precio de esta máquina no hará otra cosa más que aumentar. Las 106 unidades del McLaren F1 (64 de carretera y 28 GTR) se vendieron hace 25 años por un precio cercano al millón de euros, así que, cualquiera que haya mantenido el suyo, puede seguir haciéndolo que no perderá dinero.

“Después de una extensa restauración, que fue en gran medida una labor de amor para nuestro equipo, es un honor mostrar el chasis #63 en el Hampton Court Concours d’Elegance (Reino Unido). Con el trabajo que el equipo ha llevado a cabo, este automóvil continuará cumpliendo con el objetivo original del McLaren F1: crear el mejor coche de carretera del mundo”, dijo el ejecutivo de MSO, Ansar Ali.

Fuente: McLaren

Galería de fotos:

Ver galeria (18 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta