Un policía de Castalla (Alicante) ha sido condenado a 18 meses de cárcel y seis años de inhabilitación por poner 21 multas de tráfico falsas a su vecino. Según han informado fuentes judiciales, el policía había sido denunciado anteriormente por su vecino por cohecho.

Durante el juicio, celebrado el pasado jueves en la sección segunda de la Audiencia Provincial por conformidad, el acusado, Francisco G.L., de 62 años, se ha declarado culpable de un delito de falsedad en documento oficial y otro de prevaricación. Además de pagar una multa de 600 euros y cumplir la condena, deberá indemnizar a la víctima con 12.000 euros.

La defensa y el fiscal han pedido la suspensión de la condena para que no entre en prisión el acusado, ya que padece un cáncer y ha declarado su arrepentimiento. Ha admitido haber sancionado intencionadamente al vehículo del ciudadano sabiendo que no había cometido ninguna infracción.

Según ha informado a Europa Press el abogado de la víctima, el acusado ha reconocido los hechos y tras una pena inicial de 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público por el delito de prevaricación y cinco años de prisión por el delito de falsedad en documento oficial, se ha reducido a inhabilitación de seis años y prisión de 18 meses.

La Fiscalía se ha adherido a la petición de la defensa y la acusación particular no se ha pronunciado sobre la suspensión de la condena.

Fuente: Europa Press
Vía: Newspress

2 COMENTARIOS

  1. nada cuando se le pase la inhabilitación como estos buenos ciudadanos llamados policias locales se pueden jubilar a los cincuenta y tantos pues el buen mozo se jubilará dentro de una semana a chupar del bote y a otra cosa mariposa, al que habría que echar a la calle es al que hace los reconocimientos psicologicos, vaya país de desguace llamado ESPAÑA, que bien lo hiciste FRANCO EL MALO se marchó y menuda mierda nos dejó

  2. Yo creo que lo de entrar en prisión sobra, con las multas y fuera del cuerpo de policía de por vida vasta. Luego resulta que violadores y pedófilos quedan impunes y no entran en prisión. Justicia desproporcionada y mal gestionada…

Deja una respuesta