Las novedades tecnológicas respecto a la automoción nos acechan por todos los lados. Tenemos claro que el futuro de los vehículos es eléctrico. Y lo que está por llegar, aún es mucho más interesante. Según las últimas novedades, los componentes de los coches estarán conectados entre sí para compartir información y ajustarse mejor a todas las condiciones. De esta lista de “interconectados” se han estado excluyendo los neumáticos, a pesar de ser una parte vital del vehículo.

Pronto esto podría cambiar gracias a la investigación de Schrader Electronics que se encuentra en la actualidad desarrollando unos sensores que se instalarían dentro de los neumáticos, en lugar de ir en las válvulas o sobre las llantas. Dichos sensores conectarán directamente con el coche. Pasarán la información que obtengan a la ECU y con otros sistemas: ABS o ESP. Del mismo modo, podría incluir datos tan interesantes como la profundidad de la banda de rodadura, la presión y la temperatura del neumático o la distribución de la carga.

Todos estos valores servirían para advertir al conductor cuándo es el momento de cambiar el neumático o de revisar su estado. Otra de las medidas sería saber el agarre que tiene el neumático según las condiciones de la calzada por la que se está circulando. Del mismo modo, podría ayudar a ajustar la configuración del ESP y ABS a las necesidades de cada momento.

Los creadores de esta innovadora tecnología se han unido con Pirelli para desarrollar este “neumático inteligente”. Todos los implicados  confirman que el neumático (podría llamarse Cyber™ Tyre), llegará al mercado en 2013. A pesar de esta buena noticia aún quedan muchos cabos sueltos que resolver. Por ejemplo analizara en profundidad la capacidad de los sensores del neumático y sopesar de qué forma debe estar preparado el coche para aceptar los datos que le mande el neumático. ¿Cómo se puede realizar un estándar de comunicación para ello? Quizá esta variable sea fundamental para que este desarrollo tecnológico termine en éxito o fracaso. Eso sí, sin olvidarnos del precio del mismo.

Resulta perfecto saber que todas las partes comprometedoras de un vehículo pueden llegar a operar con un punto central. Y todo ello para poder adecuarse a las condiciones de conducción. Sobre todo cuando se trata de un elemento como  los neumáticos, que resultan tan vitales para la conducción y que influyen directamente en el confort y en la seguridad del conductor y sus pasajeros.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta