Los coches autonómos siguen ganando terreno. Hace unos años, la automoción sin conductor era materia exclusiva para el cine de ciencia ficción, sin embargo, la tecnología ha avanzado a un ritmo muy acelerado hasta el punto de que ya se han realizado las primeras pruebas sobre el terreno. Google y BMW son algunas de las grandes compañías que ya han testado estos vehículos, aunque en ambos casos reconocen que todavía será necesario un tiempo prudencial previo a su comercialización.

El Estado de Nevada se ha adelantado y ya ha dotado de personalidad legal a los coches sin conductor. Los representantes del Estado entienden que así podrán afrontar mejor la llegada de un nuevo sector comercial que preveen muy lucrativo y rentable para las debilitadas arcas públicas. “Nevada es el primer Estado en abrazar al que con toda seguridad será el coche del futuro”, asegura Bruce Breslow, director del departamento de automóviles. “Las regulaciones que hemos aprobado establecen los requisitos que las empresas deben cumplir para probar sus vehículos por las carreteras públicas de Nevada, así como los requisitos para los particulares que pretenden conducirlos en un futuro”.

La legislación ha sido aprobada en un acuerdo múltiple con Google, profesionales encargados de testar vehículos, universidades y empresas de seguros, para aplicar una visión común que tiene como objetivo prioritario salvar vidas en carretera. “Nuestro trabajo no termina aquí”, declara Breslow, “el departamento está supervisando licencias para empresas que quieran probar en Nevada sus coches autónomos. Estamos orgullosos de ser el primer estado en dar cobertura legal a este tipo de tecnología emergente”.

Breslow adelantó que un futuro, cuando los coches sin conductor sean una realidad masiva, los ciudadanos podrán distinguirlos por una matrícula color verde que les identificará.

En esta infografía (en inglés), puedes ver los avances de esta tecnología, sus ventajas y su situación actual:

Vía: Dmvnv

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta