Recientemente se ha sabido que Nissan aplicará una reducción de plantilla considerable en la provincia de Barcelona. Aunque todavía no hay una decisión tomada en firme, se espera que alrededor de 400 trabajadores sean los que tengan que abandonar las instalaciones de la Zona Franca y de Montcada i Reixac (Barcelona). El motivo no es otro que la baja producción y a la falta de un proyecto ambicioso a largo plazo.

Hay que destacar que la planta de Nissan en la Zona Franca cerrará su año fiscal con una producción de unas 76.000 vehículos y que el año que viene las expectativas son a la baja con unas 60.000 unidades. Son cifras muy reducidas si tenemos en cuenta que esta fábrica tiene una capacidad de 200.000 unidades si trabajase a pleno rendimiento.

La dirección de Nissan se reunirá con el comité de empresa para negociar un plan de competitividad. Por lo tanto no está del todo claro si sucederá esa reducción de plantilla que ya anunciaban los sindicatos. En el caso de hacerse efectiva se intentaría que fueran bajas incentivadas y prejubilaciones. Aunque los sindicatos cree que las prejubilaciones presentarían unas condiciones económicas inferiores a las actuales.

También se pide con ahínco un plan industrial más desarrollado, pues no hay previsión de que vaya a llegar ningún modelo nuevo a las instalaciones barcelonesas. Con la fábrica funcionando a apenas un 30 % de su capacidad, lo único que se ha anunciado recientemente es que recibirá una inversión para producir una nueva caja de cambios. Veremos como finaliza la situación de esta marca, que emplea a algo más de 3.000 personas en esta región.

Fuente: EFE

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta