Peugeot es una marca con una historia muy rica e interesante. Y una de sus señas de identidad, que ha sido llevada por los franceses con orgullo durante décadas, es la peculiar denominación que utilizan sus modelos. Lo habitual es ver que todos los Peugeot actuales tienen su nombre formado por número de tres cifras en el que el ‘cero’ está en medio (dos ceros para los SUV). Ahora se cumplen 90 años de esta costumbre y vamos a explicar sus orígenes.

Fue en 1929 cuando Peugeot lanzaba un modelo de gama media. En los años anteriores habían estado llamando a sus coches con la denominación ‘Type’ seguida por un número o por el número de caballos de potencia. Siguiendo los pasos anteriores, el nuevo modelo tenía que haberse llamado Peugeot 629 (6 CV y su año de lanzamiento), sin embargo, decidieron cambiar las cosas. El vehículo fue bautizado como Peugeot 201 debido a que era ese número de proyectos que llevaba hechos la marca francesa.

Este vehículo se convirtió en un éxito comercial en sus primeros años debido a su variedad de carrocerías o a su relación calidad/precio. Venía con un buen número de innovaciones técnicas y ofrecía un comportamiento dinámico mejorado gracias a su suspensión delantera independiente. También era sinónimo de fiabilidad gracias a las extensivas pruebas realizadas con numerosos prototipos anteriores, De esta forma, su nomenclatura se comenzó a asentar en la marca.

En la década de los 30 hubo una fuerte ofensiva de producto en la que salieron los Peugeot 301, 401 y 601; todos ellos con sus correspondientes carrocerías y compartiendo bastantes elementos. Por lo tanto la denominación siguió su curso hasta la actualidad, que el primer número hace referencia a su posición en la gama por tamaño, el ‘cero’ queda en medio y en este caso el ‘ocho’ se corresponde con esta generación (ha ido cambiando).

Como nota curiosa, la primera excepción se hizo en 1985 con el Peugeot 309, que iba a ser un modelo Talbot originalmente. Luego han venido otras excepciones como los dos ceros de la gama SUV, los cambios para lanzamientos en mercados emergentes (como el Peugeot 301 en China) o las letras del ya extinto Peugeot RCZ.

Fuente: Peugeot

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta