Coincidiendo con el lanzamiento del Fiat 500C, Fiat incorpora a la gama 500 el nuevo propulsor common rail Multijet de II generación, con sistema Start&Stop de serie.

Este  nuevo motor suministra una potencia máxima de 95 CV a 4000 rpm y un par de 200 Nm (20,4 kgm) a tan solo 1.500 rpm. Asegura unas prestaciones excelentes (180 km/h de velocidad máxima y aceleración 0 –100 km/h en 10,7 segundos) con consumos y emisiones de CO2 considerablemente contenidas: 3,9 l/100 km y 104 g/km (en el ciclo mixto), respectivamente.

Desarrollado y producido por FPT (Fiat Powertrain Technologies), el 1. 3 Multijet II de 95 CV pertenece a la segunda generación de los propulsores Multijet y está dotado de nuevos inyectores Common Rail que, mediante una servoválvula hidráulica contrapesada, controlan, con una gran precisión, la cantidad de gasóleo inyectada en la cámara de combustión, con una secuencia de inyección más rápida y flexible respecto al pasado (hasta 8 inyecciones dentro de un mismo ciclo). Esto permite mejorar el control de la combustión diésel, con efectos benéficos en términos de consumos, emisiones, acústica y conducción.

El nuevo propulsor de 95 CV está provisto de un turbocompresor de geometría variable, que asegura una sobrealimentación optimizada en todo el campo de funcionamiento. Además, los consumos se reducen hasta un 8% en el ciclo urbano, debido también al sistema Start&Stop que gestiona el apagado temporal del motor y su posterior arranque.

Con homologación Euro5, el nuevo 1,3 litros incorpora directamente el filtro de partículas (DPF) en el compartimiento del motor, con el fin de mejorar su rendimiento y hacerlo todavía más eficaz desde los primeros instantes de funcionamiento del motor, tras un arranque en frío.

Así, la segunda generación de propulsores Multijet representa la evolución del sistema de inyección Common Rail que, tras los propulsores JTD (1997) y los Multijet (2003), permite a Fiat  mantener el liderazgo en esta tecnología.  De hecho, los motores Multijet pueden realizar “estrategias” cada vez más avanzadas para mejorar la combustión: así, por ejemplo, con la modalidad Injection Rate Shaping (dos inyecciones seguidas con un intervalo hidráulico nulo) disminuye el ruido, el consumo de combustible y las emisiones nocivas (el potencial es del – 30% de óxidos de nitrógeno).

Tras su incorporación a la gama Fiat 500, esta nueva tecnología se irá introduciendo al resto de los modelos, empezando por el Punto Evo, en septiembre de 2010.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta