En el mundo de los superdeportivos, está muy claro que Porsche es una marca de referencia. Y dentro de Porsche, el modelo 911 Carrera. El próximo 3 de diciembre se pondrá a la venta el Carrera y Carrera S -que hicieron su debut en el pasado Salón de Fráncfort-. Una “bestia de la velocidad” de hasta 400 CV que incorpora el primer cambio manual de siete velocidades del mundo. La nueva generación del Carrera se mantiene fiel a la tradición del 911.

Su diseño lo ifentifica a las claras. En esta ocasión, se ha optado por alargar la batalla en 100 milímetros y reducir la altura de la carrocería, a lo que se unen unas llantas de 20 pulgadas. Visto desde fuera, su apariencia es de lo más “atlética”, como una perfecta máquina en su peso y forma.

En el frontal, destacan las anchas aletas típicas del 911. Hay que reseñar la nueva posición de los retrovisores exteriores sobre el borde superior de la puerta. Por detrás, el spoiler es más ancho y de extensión variable. La carrocería es totalmente nueva y se ha realizado con materiales ligeros, como el aluminio, con el resultado final de que el nuevo modelo ha “adelgazado” 45 kilos.

En su interior, se inspira en el Carrera GT. El conductor está más integrado en el puesto de conducción: la consola central se eleva hacia adelante y la palanca de cambios está en posición más alta y cercana al volante. El botón de arranque se mantiene a la izquierda del volante.

En cuanto a las “tripas” de este “superatleta”, el Porsche 911 Carrera monta el nuevo motor bóxer de 3,4 litros y 350 CV, mientras que el Carrera S va unido al motor bóxer de 3,8 litros y 400 CV.

Siguiendo con sus atributos mecánicos, a pesar de las estrictas limitaciones de velocidad, en el nuevo Porsche 911 no hay que ir muy rápido para percibir desde el primer instante que el tren delantero tiene ahora un nivel de precisión y aplomo nunca visto en un 911. El aumento de vía delantero y la nueva dirección asistida electromecánica tienen mucho que ver con ello, pero también el trabajo de puesta a punto del tren delantero.

Esto último también tiene su influencia en la siempre sorprendente capacidad de frenada del 911, sobre la que debemos detenernos un poco, porque resulta espectacular: no sólo se trata de que disfrute de discos algo más grandes –gracias a las llantas de 20 pulgadas-, sino que además la frenada es segura, absolutamente rectilínea y sin la sensación de clavar exageradamente el morro, gracias a los ajustes de la geometría y la optimización del sistema antihundimiento.

Continuemos con la seguridad que transmite el 911, hablar del sistema Porsche Dynamic Chassis Control. Si ya los soportes dinámicos del motor del 997 aportaban un nivel de seguridad y eficacia desconocidos en anteriores 911, el PDCC es un paso más en forma de estabilizadoras activas. Es increíble cómo un coche con el motor colgado por detrás del eje trasero puede llegar a soportar cambios de apoyo salvajes.

Transmisión: el cambio del nuevo 911 es sorprendente en todos los sentidos. No sólo por la mejora en sus cualidades dinámicas globales, sino también por el excelente funcionamiento del cambio manual de 7 velocidades o la eficacia del sistema de navegación “a vela” del PDK. Preciso, rápido y con recorridos cortos, el cambio manual tiene un bloqueo que sólo permite engranar 7ª desde 5ª o 6ª. Los desarrollos están bien escalonados, aunque la última relación es una marcha de desahogo para reducir consumo. En cuanto a la navegación “a vela” del PDK, sorprende por lo instantáneo que es al activarse o desactivarse.

Características Técnicas

Motor: Seis cilindros bóxer, bloque y culata de aluminio
Cilindrada: 3.800 cm3
Alimentación: Inyección directa de gasolina
Potencia máxima: 400 CV a 7.400 rpm
Par máximo: 44,9 mkg a 5.600 rpm
Transmisión: Propulsión trasera, cambio manual de 7 velocidades, opcional PDK.

Prestaciones y consumos

Velocidad máxima: 304 (302) km/h
Aceleración 0-100 km/h: 4,5 segundos (4,3)
Consumo urb./extraurb./mixto: 13,8/7,1/9,5 (12,2/6,7/8,7) l/100 km
Emisiones CO2: 224 (205) g/km

Precios

Los precios finales en España serán de 99.393 euros para el 911 Carrera y de 115.456 euros para el 911 Carrera S. Debido al actual sistema impositivo español, el 911 Carrera equipado opcionalmente con transmisión de doble embrague PDK, tendrá un precio final de 99.418 euros, tan sólo 25 euros más que el 911 Carrera de serie.
Galería de fotos:

Ver galeria (14 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta