Kadett. Insignia de Alemania. Insignia de Opel. Un superventas. Un modelo que llegó a finales de los años 30, y con más de 50 años a sus espaldas, decidió, un buen día, ceder su territorio a su hermano Astra. De un nacimiento en estado de preguerra a una muerta en lo más alto de ventas. Una vida para enmarcar.

El primer modelo Opel Kadett (1936).
El primer modelo Opel Kadett (1936).

Opel Kadett. Estamos ante uno de los modelos más importantes de la fábrica Opel. El hecho es que a sus espaldas encontramos unas cuantas variaciones del modelo en una azarosa vida que tendrá sus comienzos allá por la época en la que ya existía en el ambiente ese tufillo a una Segunda Guerra Mundial. Parece ser que desde la casa alemana poco les importaba lo que fuese a llegar porque ellos seguían inmersos en la investigación de futuros modelos. Ahí es donde nace el singular Kadett. Presentado ante su público un día de 1936.

Opel presentó el modelo sin sospechar que en pocas semanas iba a convertirse en líder de ventas en Alemania, tal y como lo hizo. Para sus ingenieros fue una auténtica sorpresa. Y a pesar de lo que muchos podrían pensar sobre que el éxito siempre es efímero, a Kadett no le pasó. Desde su nacimiento y hasta su último día de vida, en el mundo del motor, fue el superventas de la casa germana.

A veces no importa el empeño que le pongas a un proyecto, o el esfuerzo o la constancia. A veces resulta que sacas un modelo a la venta y sin saber el motivo exacto, se convierte en un auténtico boom. Y no es necesario buscar más allá… porque no lo hay.

Lo dicho, el primer Opel Kadett será presentado en 1936. Justo antes de que comience la Segunda Guerra Mundial. Ante el público crítico hizo constancia de su motor de 1074cc. El modelo era realmente bueno, no sólo por su motor sino también por su estética. Tardó poco en consolidarse como el modelo más vendido. Para 1941 (cuando se interrumpió su producción por causas ajenas a la voluntad racional) ya se habían producido un total de 107.000 unidades. Ahí es nada.

Modelo de 1962 a 1966.
Modelo de 1962 a 1966.

Y aquí es donde siempre me paro, de nuevo. Porque todos los modelos grandes, sufren un parón inoportuno y fuera del alcance de la mano humana. Tras la guerra, hubo que esperar demasiado tiempo (a mi gusto de ver) hasta que apareció el sucesor del primer Opel Kadett. En 1962 se presentará ante sociedad un Opel Kadett remodelado. Un sedán. Berlina de dos puertas y un Caravan (para toda la familia). Un motor 1.0 OHV de 3 apoyos, con 40 CV y 48 CV. Opel presentaba su modelo con una restauración inteligente y con una mayor oferta, para todos y cada uno de los interesados. Desde un estupendo modelo familiar, hasta las delicias del soltero. Kadett A estará en producción hasta 1965. En tres años conseguirán producir 650.000 unidades. Un año más tarde, dejará paso a letra B.

Kadett B verá la luz en 1966. Una nueva revisión y una nueva ampliación de oferta para los compradores. Por un lado aparecerá la berlina (con 2 o 4 puertas), por el otro el modelo familiar que no podía faltar, y, finalmente, dos estupendos coupés. Aunque claro está que lo mejor del momento fue la llegada del Opel GT. El modelo deportivo. Con unas ventas muy interesantes (103.463). El modelo iba rotando en diseño y prestaciones, pero ofreciese la modalidad que ofreciese, el éxito le acompañaba en todo momento.

Tras una etapa realmente provechosa por la casa Opel, tomarán la decisión de revisar de nuevo el modelo. Por lo que en 1973 será el último año en el que saldrá a la venta un modelo B, para dar paso a la tercera letra del abecedario: C.

1974. Kadett C. Se presenta ante nuestros ojos como Coupé Fastback. 5 años de vida. Si analizamos fríamente nos daremos cuenta que, en muchas ocasiones, son necesarios más años de experiencia para convertirte en un recuerdo imborrable. Este no es el caso. Porque en 1979 desaparecerá del panorama siendo un auténtico coche de culto en Alemania. Y el motivo principal no es otro que su tan valorada tracción trasera. Los amantes de ella, tienen en este modelo a su salvador por excelencia.

Kadett D, de 1979 a 1984.
Kadett D, de 1979 a 1984.

No hay dos sin tres. Pero tres sin cuatro tampoco. Por eso demos la bienvenida a la cuarta generación del modelo. Kadett D. Hatchback de 5p. Con motor transversal y tracción delantera llega a Europa a finales de 1979. En este caso, las carrocerías quedan minimizadas a dos: Hatchback y Caravan. Los coupés pasan a mejor vida. Puede que desde la casa ya estuviesen presentando su defunción. Una muerte anticipada del modelo que causó la baja de dos variantes interesantes. Aunque antes del definitivo adiós, hubo espacio para E.

E nació en 1984. El último compacto bajo Kadett. Su diseño cautivó a propios y extraños. Si se compara con los anteriores veremos un avance más que suficiente en lo que a aerodinámica se refiere. Había que terminar con la vida de Kadett E GSI 16v por todo lo alto. Por ello desde la fábrica se decidió presentar ante el mercado 4 variaciones (Hatchback, Caravan, Sedán (1984) y un Cabrio con roll-bar).  Lo máximo de la nueva versión llegaba con el GSI y su motor 2.0. En su interior, 156CV.

La vida de Kadett la podemos resumir de la A, a la E. Cinco versiones de un modelo. La última de ellas con 8 años de existencia y con un éxito de ventas sobrecogedor. Opel plantó su mejor modelo ante una sociedad que quería ver en el mercado un gran coche, con unas prestaciones de altura, un diseño enamoradizo y un precio asequible al bolsillo del conductor medio. Después llegaría Opel Astra, tras la estela de Kadett. Pero Astra debe recorrer unos cuantos kilómetros más para cosechar los resultados de su hermano mayor.

Ver galeria (12 fotos)

3 COMENTARIOS

  1. tengo dos vehiculos opel uno es el rekord sedan 1970 y otro es un Kadett caravan 1966 deseo encontrar repuestos tal vez me ayuden gracias

  2. El Kadett y el Astra… Son los únicos coches de Opel que al llegar a E, el Astra continuó como F. Algo completamente diferente a lo ocurrido entre Vectra e Insignia, que pasó de Vectra C a Insignia A, así como otros modelos de la casa Opel.

Deja una respuesta